3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 24 de julio de 2016, 01:00

“Una fuente inagotable de corrupción”

“Es la oficialización del pyraguereato, incluso pagado con nuestros recursos”, comienza diciendo Vidal Acevedo, miembro de la organización Servicio, Paz y Justicia (Serpaj), sorprendido tras conocerse el caso de la utilización de vehículos particulares para arrear a jóvenes al servicio militar.

“Esta es una práctica de la dictadura. Era cuando vos delatabas a una persona que no era afín a tu tendencia partidaria o ideológica. Generalmente, eran los presidentes de seccionales. Pensábamos que se había acabado este sistema, pero por lo visto sigue vigente”, agregó luego.

Acevedo, quien fue uno de los primeros objetores de conciencia por el año 1993 y uno de los principales activistas en defensa de los derechos humanos de los jóvenes, señaló que desde el siglo pasado, las FFAA estuvieron plagadas de hechos de corrupción.

“Es una fuente inagotable de corrupción. Lo que pasó con el tema del lavarropas sobrefacturado, los soldados fantasmas y ahora esto. Se debe investigar, tiene que haber culpables”, expresó.

Sin embargo, a su criterio, sigue habiendo una rosca que no permite sancionar a los responsables y superar la cultura militarista.

“La Contraloría General de la República o si funcionaba la Defensoría del Pueblo, el defensor ya tenía que estar yéndose a las Fuerzas Armadas o a donde sea para averiguar lo que está pasando. Pero hay todo un sistema que apaña y todavía mantiene este sistema de corrupción”, remarcó.