25 de julio
Martes
Mayormente despejado
17°
33°
Miércoles
Despejado
16°
32°
Jueves
Despejado
16°
31°
Viernes
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 13 de octubre de 2016, 01:00

Una cuasi dictadura perfecta

Sonrío tristemente cada vez que grito con mis compañeros: “¡Dictadura nunca más!”.

“¡Pero, si en más ocasiones de las queridas, me asalta la duda de que desde el comienzo de la transición hemos soportado una cuasi dictadura casi perfecta!”.

Y, ¿qué es una dictadura?

Que una persona acumule en sus manos los tres poderes de facto, aunque de una manera engañosa funcione de mentira un cierto poder legislativo y una cierta justicia. De hecho realmente del ejecutivo depende todo.

Así de bruta, perdonen la expresión, fue la dictadura de Stroessner.

Y, ¿cómo sería esta cuasi dictadura casi perfecta, en la que ya llevamos 20 años soportándola?

Un tema sobre el que hoy voy a decir algo, ayudándome del artículo del Dr. Jorge Lara Castro publicado en la revista Acción (Julio 2003).

Ante todo, digo que este es un modelo exitoso, que ha permitido al Partido Colorado gobernar al Paraguay con los votos.

Todo esto a pesar del inmenso desgobierno presidencial y corrupción de su entorno.

Además, el partido, siempre en el poder, promueve y garantiza el enriquecimiento de una minoría suya privilegiada: líderes partidarios, administradores de empresas estatales, parientes, amigos y correligionarios.

¿Qué mecanismo oculto hace posible el funcionamiento de esta cuasi dictadura tan disimulada?

En Paraguay, el partido se identifica con el Estado. Y la oposición compite nada menos que con todo el aparato del Estado y el Gobierno. Siempre pierde.

Además, el Congreso se convierte en su espacio de negocios compartidos y en un medio para lograr la reelección.

Resultado: Los procesos electorales actúan como una fórmula moderna para apropiarse de la voluntad colectiva y esta cuasi dictadura perdura años y años.

Estamos en manos de un partido que con una maquinaria fuerte y bien compleja consigue lo mismo que en la anterior dictadura.

Domina los tres poderes y sigue reintegrándose en el poder siempre.