9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

UNA: Comisión consensúa estatuto que elimina privilegios de claques

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) terminaron de consensuar los cambios de las normas que regulan el funcionamiento de la alta casa de estudios. La propuesta ya fue considerada por la Comisión Especial de Estudio para la Reforma del Estatuto de la Universidad Nacional de Asunción (Reuna) y será tratada próximamente en una sesión extraordinaria del Consejo Superior Universitario.

Se dio tras varios meses de trabajo y acaloradas discusiones entre representantes de los diferentes estamentos de la Universidad divididos en dos grupos antagónicos: Los que están a favor de la reforma y los que defienden el statu quo para dejar sin efecto la lucha del movimiento UNA no te calles.

El eje de gobierno de la UNA fue –desde el inicio y hasta ahora– el punto más discutido dentro de la comisión, según el dirigente universitario Fernando Krug. Se consiguió incluir la paridad en casi todas las instancias de gobierno de la UNA. Es decir, docentes y estudiantes tendrán una participación equilibrada en los consejos directivos de las facultades, en la Asamblea Universitaria y no así para el Consejo Superior Universitario.

Actualmente, los consejos directivos de las facultades están siendo controlados por las claques de docentes que tienen mayoría.

Embed

Para Krug, la configuración numérica es un elemento fundamental que le da capacidad de incidencia a los estamentos, pero que no se traduce en garantía de buen ejercicio de los consejeros.

En este sentido, se habló de incorporar la figura de revocatoria de mandato, mecanismo por el cual se podría dar a los representados la capacidad de remover de sus cargos a los consejeros que no cumplan con sus funciones o si incurren en una falta al reglamento. Los criterios para llamar al referéndum se están analizando.

Cargos. Un punto fundamental que se incluye en la reforma es, según Krug, acabar con las prácticas administrativas que siguen vigentes en función de la asignación de rubros, poniendo límites también al nombramiento en cargos de confianza.

Un decano o un rector podrá nombrar a personas de su confianza –por ejemplo– a cargo de direcciones administrativas, pero no así en las instancias académicas como las direcciones de carreras, cargos que deben ser concursados porque le da una inestabilidad a la gestión académica de la UNA (Ver infografía).

Los universitarios esperan que este viernes o a más tardar la próxima semana el Consejo Superior dé lectura de la propuesta y lo apruebe convocando a la Asamblea Universitaria para que lo estudie y se tenga un nuevo estatuto en agosto, antes de las elecciones previstas para setiembre.

Asambleístas docentes y universitarios ya anunciaron que votarán en contra de la reforma del estatuto. La máxima instancia de gobierno de la UNA está conformada en su mayoría por miembros de la claque que buscan mantener sus privilegios.

Fernando Krug indicó que desde todos los sectores en las diferentes facultades, la claque busca dilatar el proceso de reforma.