17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 26 de agosto de 2017, 01:00

Un total de 29 áreas protegidas no están custodiadas, según la Seam

Del total de 44 áreas silvestres protegidas que maneja la Secretaría del Ambiente (Seam), solo 15 sitios cuentan con presencia institucional. Desde la Dirección de Área Silvestre Protegida manifiestan la necesidad de ampliar la cantidad de cuidadores. En la actualidad solo existen 61 guardaparques para el total de más de 2.356.236 hectáreas del ámbito público, según la citada dependencia.

Con respecto a los 29 sitios restantes, que no tienen un cuidador permanente, la doctora Reinilda Duré, encargada de dicha dirección, señaló que son monitoreados temporalmente por aquel guardaparque que esté más cercano en la zona.

Los turistas que quieran visitar alguno de estos lugares, que no cuentan con vigilancia permanente, deberán llamar a la Seam para el permiso y asesoramiento, señaló. No obstante, advirtió: “Generalmente no permitimos el ingreso a las áreas que no tengan presencia institucional, porque no tienen los servicios básicos”.

FUNCIONARIOS. Sostuvo que para setiembre contratarían a otras tres personas más, para el rubro. Sin embargo, indicó que para control absoluto de todos los sitios, se precisa triplicar la cantidad de personal. “Pero tenemos muy poco presupuesto”, agregó.

Entre los recursos, de dominio público, que deberán tener una estricta protección, según el reglamento de la Ley Nº 352/94, se encuentran las categorías tales como: reservas científicas, los parques nacionales y los monumentos naturales.

AMENAZA. Entre los peligros más recurrentes a los que se exponen estos bienes naturales se encuentran la extracción de madera y la cacería. Duré señaló que en la zona de Caazapá lidera esta problemática, por existir un número importante de comunidades alrededor que precisan de actividades alternativas para evitar que ingresen a deforestar la reserva. “Necesitamos trabajar más con estas comunidades, a través de actividades alternativas, para evitar la deforestación del área protegida”, indicó.

En el caso de Paraguarí, existe el proyecto de capacitación a la comunidad de Mbocaruzu –ubicada en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional de Ybycuí–. Allí el objetivo es fomentar la cultura ambiental e iniciativas turísticas sostenibles”, dijo la funcionaria estatal.