7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 24 de octubre de 2016, 08:30

Un total de 131 muertos, entre ellos 74 yihadistas, en los combates en Kirkuk

Bagdad, 24 oct (EFE).- Un total de 131 personas, entre ellas 74 yihadistas, murieron durante los enfrentamientos que tuvieron lugar entre el pasado viernes y ayer en la ciudad de Kirkuk, unos 170 kilómetros al sureste de Mosul, informaron hoy fuentes gubernamentales y médicas de la ciudad.

El gobernador de la urbe, Nachmeldín Karim, aseguró en un comunicado que las fuerzas de seguridad iraquíes y kurdas mataron a 74 miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) durante los combates que enfrentaron a ambos bandos.

Añadió que las fuerzas detuvieron a varios milicianos del EI, entre ellos el cabecilla del grupo que lanzó los ataques el viernes, de nacionalidad iraquí.

Según el gobernador, el detenido, cuyo nombre no fue revelado en la nota, admitió que ese grupo estuvo formado por cien yihadistas, mayoritariamente iraquíes.

Karim invitó a los ciudadanos a colaborar con las autoridades de seguridad ofreciendo información sobre los yihadistas.

El gobernador no precisó el balance de víctimas entre las fuerzas de seguridad iraquíes y kurdas ni entre los civiles.

Sin embargo, una fuente médica de Kirkuk dijo a Efe que, aparte de los extremistas, los combates causaron la muerte de 57 personas, la mayoría de ellas miembros de las fuerzas de seguridad, y heridas a 150.

El asalto se concentró en los barrios meridionales de Wahed Jazeirán, Domish y Midaa -en el camino hacia la localidad de Hawiya-, así como en una planta eléctrica al oeste de Kirkuk.

Durante los ataques, los extremistas se hicieron con el control de algunas comisarías y colocaron francotiradores en varios edificios.

La ofensiva para arrebatar Mosul a los yihadistas del EI entró hoy en su segunda semana de combates, caracterizados por el lento retroceso de los extremistas, que continúan mostrando una dura resistencia.