4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 9 de agosto de 2016, 02:58

Un sismo de magnitud 4,7 sacude la capital ecuatoriana

Un sismo de magnitud 4,7 en la escala de Richter sacudió este lunes la capital ecuatoriana sin que hasta el momento se haya informado de víctimas o daños materiales, informó el Instituto Geofísico (IG) de la escuela Politécnica Nacional.

EFE

Según el IG, el sismo ocurrió a las 23.23 hora local (04.23 GMT del martes), a una profundidad de 7,30 kilómetros y tuvo su epicentro cerca de la parroquia de Puembo, al noreste del distrito metropolitano de Quito.

El temblor se sintió con fuerza en Quito y valles aledaños, donde se vio a gente salir de sus viviendas y se produjeron apagones, si bien el servicio eléctrico se fue restableciendo paulatinamente.

En Quito, la sacudida fue fuerte y se informó de la caída de objetos en viviendas.

Los habitantes de Ecuador tienen todavía muy presente el terremoto de magnitud 7,8 que sacudió zonas del norte de la costa el pasado 16 de abril y que dejó 671 fallecidos y miles de damnificados, pero las autoridades aclararon que el suceso de este lunes no tiene relación con aquel.

El sismo de Puembo se produjo por la compresión entre bloques del sistema de fallas sobre el que se asienta Quito, explicó en unas declaraciones al canal Ecuador TV el viceministro de Gestión de Riesgos, Mario Ruíz, quien advirtió de posibles réplicas, la mayoría de las cuales no serán sentidas por la población, aunque es posible que alguna sí sea percibida por la ciudadanía.

Ruiz explicó que el temblor se sintió con fuerza debido a la escasa profundidad a la que ocurrió y, en el caso de la capital, por su proximidad al epicentro.

El ministro coordinador de Seguridad, César Navas, indicó por su parte que no se produjeron daños en infraestructuras estratégicas de la ciudad, salvo pequeños deslizamientos de tierra en algunas vías secundarias, si bien la red de carreteras se encuentra habilitada con normalidad en su conjunto.