22 de febrero
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
25°
36°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
35°
Viernes
Tormentas
23°
34°
Sábado
Chubascos
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 3 de febrero de 2017, 07:17

Un segundo detenido en relación con el ataque a un militar en el Louvre

París, 3 feb (EFE).- Una segunda persona ha sido detenida poco después de que un individuo atacara hoy a un militar cerca del museo del Louvre de París al grito de "Alá es grande", indicó hoy el portavoz del Ministerio del Interior.

"Los investigadores están tratando de determinar si tiene vínculos con el agresor", indicó el portavoz, Pierre-Henri Brandet, en una declaración ante la prensa.

Añadió que por el momento se desconoce la identidad y la nacionalidad de los dos detenidos, uno de ellos herido de gravedad por los militares cuando agredió con un arma blanca a uno de ellos.

La investigación del hecho fue encargada a la Fiscalía antiterrorista, aunque el portavoz de Interior precisó que por el momento "hay que ser extremadamente prudente sobre la motivación del individuo".

Brandet afirmó que el registro de las mochilas que llevaba el agresor ha permitido determinar que no contenían explosivos.

El ministro del Interior, Bruno Le Roux, que se encuentra de viaje oficial en Dordoña, anunció en un comunicado que adelantará su regreso para presidir una reunión con las instancias afectadas y visitar al militar herido, a quien deseó un pronto restablecimiento.

Le Roux destacó la "sangre fría" y la "profesionalidad" de militares y policías que permitieron neutralizar al agresor y preservar la seguridad de los visitantes del museo.

Según los primeros elementos de la investigación, revelados por las autoridades, el individuo atacó con un machete a un soldado del destacamento de vigilancia desplegado en Francia tras los atentados de los últimos años, lo que le causó heridas leves.

La acción tuvo lugar en la explanada que hay frente al museo del Louvre, antes de que la persona pudiera penetrar en la galería comercial subterránea colindante.

Algunos de los compañeros del militar presenciaron la acción y efectuaron cinco disparos, hiriendo de gravedad al agresor, que profirió gritos de "Alá es grande".

Un dispositivo de seguridad fue establecido en el museo y en la zona de la galería comercial, donde un millar de personas fueron confinadas como medida de precaución.