24 de marzo
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
31°
Sábado
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Domingo
Tormentas
22°
29°
Lunes
Nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 13 de julio de 2016, 01:00

Un policía y un marihuanero mueren en enfrentamiento

Por Justiniano Riveros

CONCEPCIÓN

Dos muertos, entre ellos un suboficial de la policía de Concepción, destacado en la Sección Investigación de Delitos, fue el resultado de un enfrentamiento contra supuestos marihuaneros ocurrido ayer en la zona de Cruce Bella Vista, Departamento de Concepción.

Los fallecidos son el suboficial mayor Ismael Franco (43) y el presunto marihuanero abatido es Ofracio Núñez Rodríguez (51). Su hijo de 14 años también resultó con herida en el hombro y fue aprehendido con una escopeta en la mano.

Hasta el momento no hay muchas explicaciones de cómo ocurrió el hecho, pero el fiscal Jacinto Martínez anticipó que posiblemente fueron emboscados en la zona por supuestos marihuaneros que dispararon contra la comitiva policial.

Por su parte, el jefe de Orden y Seguridad de Concepción, comisario Fidel Valdez, indicó que los policías de la Brigada de Investigación de Delitos salieron con una orden de sacar una coordenada de las plantaciones de marihuana. El equipo estuvo encabezado por el subjefe de Inteligencia, oficial Eulalio Florentín.

Los 7 uniformados ingresaron a la zona considerada peligrosa, donde manejan los narcotraficiantes, puesto que la serranía está rodeada de plantaciones de marihuana.

Seguidamente, ya al conseguir las coordenadas, y saliendo del lugar, a unos 200 metros fueron emboscado por seis hombres armados que les dispararon y se produjo una balacera.

Ahí cayeron el suboficial Franco y Núñez, y también se produjo la aprehensión del adolescente.

La Fiscalía de Concepción realizará en las próximas horas varias diligencias, aparte de la verificación de la zona a la luz del día para tener un mayor panorama de cómo ocurrieron los hechos.

Igualmente, llamará a las personas que participaron del procedimiento, a fin de que también estas puedan dar explicaciones sobre la diligencia realizada en el sitio.

La zona. El área comprende una extensa zona donde el cultivo de la marihuana está a la orden del día y donde los traficantes de droga también tienen a sus cultivadores de la hierba y a la vez a los campanas que siempre están atentos a cualquier movimiento extraño al grupo que dirige el área, especialmente cuando se trata de agentes de policía, aunque tampoco se puede soslayar que hubo casos en el Norte, en que agentes policiales estaban involucrados en el tráfico de marihuana como el destapado ahora en zona de Canindeyú.