2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 10 de octubre de 2016, 01:00

Un niño de 2 años falleció y otros dos quedaron heridos por incendio

Una casa ardió mientras tres criaturas quedaron dentro cuando la madre, supuestamente, salió a buscar ayuda. Los bomberos lograron rescatar a todos, pero uno de ellos, el más pequeño, falleció luego de llegar hasta un centro asistencial.

La víctima fatal fue Lucas Samuel Paredes Medina, de tan solo dos años, según informó la Policía Nacional.

Todo ocurrió aproximadamente a las 00.30 de la madrugada del domingo. Una casa ubicada en la zona de Villa Rosita, de la ciudad de Areguá, empezó a arder, supuestamente como consecuencia de que una vela cayó y se propagó el fuego.

Los bomberos voluntarios que fueron hasta la casa para rescatar a las víctimas informaron que luego de que las llamas asustaran a las integrantes de la familia, María Patricia Medina de Paredes, de 23 años, dejó a su hijo de dos años, más su hijo de siete años, con otra niña de 12 en el baño de la casa para salir a buscar ayuda.

La actitud de la madre no fue la recomendada, según una de las rescatistas. Nancy Ojeda, de los bomberos voluntarios de Areguá, argumentó que no debió dejar a los niños por tratarse de un espacio pequeño que puede colapsar fácilmente y donde el humo puede intoxicar inmediatamente.

RESCATE Y DECESO. El bombero voluntario Sergio Morínigo fue el que se armó de valentía e ingresó a la casa en llamas y que estaba por caer, y logró sacar a los tres niños de la vivienda antes que el techo se venga abajo.

Tras el rescate fueron derivados rápidamente hasta el Hospital Regional de Luque, pero al llegar al centro asistencial se constató el fallecimiento del más pequeño. Según la doctora Karina Almada, Lucas Samuel falleció como consecuencia de asfixia causada por el humo.

Los otros dos niños, que sufrieron quemaduras, fueron finalmente derivados hasta el Hospital del Quemado. Alex Gabriel Paredes, de 7 años, y Fiorella Ocampos Paredes, de 12 años, se encuentran en estado delicado, según informaron en la Comisaría 48ª Central de Caacupemí.

La Policía Nacional indicó que no cuenta como mayores detalles del estado de las heridas que sufrieron. La Fiscalía tampoco tiene mucha información.

INVESTIGACIÓN. Por otra parte, la representante del Ministerio Público Natalia Fuster informó que ella aún no recibió un informe oficial sobre lo ocurrido, sin embargo adelantó que respetará el tiempo de duelo de la familia para analizar las evidencias y decidir si el caso es o no para iniciar una persecución penal de la madre.

En cuanto al padre del niño fallecido, los agentes de la comisaría de Caacupemí indicaron que lo identificaron como Héctor Gabriel Paredes, de 28 años. El hombre se encontraba trabajando como guardia de seguridad cuando ocurrió el incendio, informaron los policías.