29 de septiembre
Jueves
Mayormente despejado
18°
35°
Viernes
Poco nublado con tormentas
17°
29°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Mayormente nublado
18°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 14 de septiembre de 2016, 10:39

Un maratón por toda Colombia para explicar el acuerdo de paz

Buenaventura (Colombia), 14 sep (EFE).- Explicar lo acordado con las FARC a los colombianos es una tarea maratoniana para el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, que cada semana recorre miles de kilómetros por todo el país con el fin de mostrar a la gente qué es verdad y qué es mito en lo pactado con la guerrilla.

En esta campaña, llamada "Pedagogía para la paz", trabaja a toda máquina la Oficina del Alto Comisionado junto con los miembros del equipo negociador del Gobierno que estuvo en los diálogos de La Habana para que los ciudadanos sean conscientes de la importancia de su voto en el referendo del próximo 2 de octubre en el que decidirán si aprueban o no lo acordado.

"Aquí venimos en la maratón para la paz, venimos a hacer pedagogía para la paz, a explicar qué fue lo que se acordó, no estamos aquí en un evento de la campaña por el 'sí'", manifestó Jaramillo este martes en un acto en Buenaventura, el principal puerto de Colombia en el Pacífico.

En esta ciudad con altos índices de miseria y violencia, una banda de la Universidad del Pacífico recibe al funcionario en la pista del aeropuerto con la alegre música de "Mi Buenaventura", canción folclórica que habla de las bellezas de la urbe, llamada "Negra sirena del mar".

Buenaventura tiene 334.000 habitantes "y el índice de pobreza es del 67 %", explica a Efe la presidenta del Concejo Distrital, Ligia Córdoba.

El comisionado y su comitiva, que acaban de llegar procedentes de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, escuchan la interpretación, saludan a los músicos y parten hacia el centro de la ciudad donde les esperan cerca de 3.000 personas en un coliseo para escuchar sus explicaciones sobre el acuerdo de paz.

Buenaventura es una etapa en la maratón pedagógica de Jaramillo, que a diario le lleva a recorrer el país a lo largo y ancho para explicar lo básico del acuerdo de 297 páginas que muy pocos han leído.

"El miércoles en la mañana me reuní con 7.000 u 8.000 indígenas en Piendamó (Cauca), de ahí regresé a Bogotá y el jueves salí para Santa Marta donde me reuní con 500 concejales, luego (tuve) un almuerzo con 200 empresarios y en la noche comida con un grupo de personas en Bucaramanga; el viernes estuve en Cúcuta en un foro muy grande con la diócesis y unas 3.000 personas", explica a Efe.

Ese mismo día por la noche viajó a La Habana, donde permaneció el fin de semana y regresó el domingo directo a Cali donde el lunes estuvo en dos actividades, pasó la noche y siguió para Buenaventura, luego a Bogotá, el miércoles para Barranquilla y así todos los días.

"Es una emoción sentir que todo este esfuerzo tan grande, de años y años de negociación en La Habana, de preparación de la negociación, la gente lo aprecia", afirma el Alto Comisionado tras escuchar los planteamientos de la gente en el coliseo.

Después de ese encuentro, Jaramillo visitó el barrio La Playita, un paupérrimo sector de calles sin asfaltar y casas construidas sobre palafitos en donde la miseria es el común denominador y es además uno de los más violentos de la ciudad por la acción de diferentes grupos armados ilegales.

En La Playita, Jaramillo recorre el área de Puente Nayero donde, según denuncias, funcionó una "casa de pique" en la que bandas armadas descuartizaban a sus rivales, y pregunta a los habitantes lo que esperan del acuerdo de paz.

"Queremos vivir en paz, ya no queremos más violencia, vimos muchos vecinos, muchos compañeros caer, que siga la paz", expresa a Jaramillo un líder del sector, Reison Joan Angulo.

La esperanza en la paz es grande en una ciudad que por ser una puerta hacia el Pacífico ha sido disputada a sangre y fuego por guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes.

"Estamos supremamente contentos de que vengan a ponernos en contexto del proceso de paz porque es muy importante escuchar qué fue la negociación que se hizo en La Habana, qué fue lo que se firmó, para nosotros poder salir de aquí con una decisión para el plebiscito del 2 de octubre", afirma Córdoba.

La presidenta del Concejo subraya sin embargo que "no hay paz sin inversión social", principalmente en una ciudad como esta que tiene entre sus habitantes un alto porcentaje de desplazados por el conflicto armado.

"Que no se olviden de Buenaventura, esperamos que el Gobierno nacional, en medio de todas estas negociaciones, nos dé las condiciones de educación y salud para que haya una paz duradera", afirma.

Jaime Ortega Carrascal