27 de abril
Jueves
Despejado
22°
Viernes
Despejado
23°
Sábado
Despejado
12°
24°
Domingo
Mayormente nublado
15°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 26 de junio de 2016, 01:00

Un hombre mata a su propio hijo y luego se autoelimina

Un hombre mató a balazos a su propio hijo y posteriormente se quitó la vida. El trágico episodio se registró en la tarde de ayer en una vivienda de la colonia Takuapi, distrito de Yvy Pytá, Departamento de Canindeyú.

Las víctimas fueron Pedro Bienvenido Basili Apuril, de 34 años, quien recibió varios disparos de un arma de fuego calibre 38, de parte de su propio padre, Ángel Bienvienido Basili Aquino, de 59 años, quien posteriormente se autoeliminó disparándose en el tórax, lado izquierdo.

Según la esposa del autor del homicidio y posterior suicidio, doña Elvira Pastora Apuril, de 56 años, mantuvo una discusión de índole particular con su marido. En un momento de la pelea de la pareja, el hombre, ofuscado, se apoderó de su revólver y la amenazó de muerte. En ese momento llegó su hijo, quien intentó apaciguar los ánimos, que en esa instancia ya estaba caldeándose.

Sin embargo, la intervención del hijo no causó efecto; es más, padre e hijo forcejearon cuerpo a cuerpo, con el arma de fuego en medio.

Como bien dice el dicho, las armas las carga el diablo. En ese momento el revólver se disparó y el proyectil se incrustó en el abdomen de Pedro, quien cayó al suelo gravemente herido y comenzó a perder mucha sangre.

Vista la situación y sumido en la desesperación, el padre no encontró otra salida a la desgracia y la aumentó, disparándose en el corazón. El hombre también cayó en al suelo y murió segundos después.

AUXILIO. Vecinos del lugar auxiliaron a la primera víctima hasta un centro asistencial, donde ya llegó sin signos de vida. Una patrullera de la comisaría de Yvy Pytá se cruzó con los que trasladaban al herido, pero ya fue tarde.

La tragedia conmocionó a toda la colonia que llegó hasta la casa donde se produjo la desgracia. En el lugar también se hicieron presentes los agentes de Investigación de Delitos del departamento, que levantaron la evidencia de la escena del crimen, es decir, el arma utilizada para el lamentable episodio.

Los agentes participaron de la intervención con la asistente fiscal de turno Fátima Montiel, quien con un médico forense dispuso el levantamiento de los cadáveres.

Según comentarios de los vecinos, el hombre siempre protagonizaba este tipo de hechos con su esposa, inclusive con disparos al aire. Como era de temer, esta vez se le fue de las manos, dando muerte a su propio hijo.