8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
viernes 9 de septiembre de 2016, 01:00

Un clásico multimillonario

Los técnicos José Mourinho y Pep Guardiola vuelven a cruzarse universalizando un clásico de Manchester ya de por sí caliente.

El United y el City se retan en Old Trafford mañana a las 7.30, recuperando un duelo de planteles que tiene una de sus ramificaciones en el mercado. Cuando no se han pegado por un fichaje –Özil, Vidal, Bonucci...– han compartido discípulos –Ibrahimovic, Cesc, Eto’o, Xabi Alonso...– o han dilapidado montañas de euros (o libras).

1.241 millones de euros han sacado de sus cuentas los cinco equipos –Porto, Chelsea (dos etapas), Inter, Real Madrid y Manchester United– que ha dirigido el luso Mourinho desde que inició su carrera en Portugal.

Un gasto récord con el que rivaliza con Pep. Desde que se presentara en el Camp Nou en 2008, los tres clubes en los que ha estado –Barcelona, Bayern y City- han pagado 748,5 millones de euros en fichajes.

Cada uno de los 21 títulos de Pep le han salido por 35,64 millones de euros y a Mou por 53,95 cada uno de sus 23 vueltas olímpicas. Y este mercado de pases no ha sido diferente. United y City han reinado en las compras con casi 400 millones de euros de derroche.

Refuerzos. Los 213 millones de euros que han desembolsado los citizens en los fichajes de Stones, Sané y Gundogan, han sido de récord en el club, en la Premier y en la carrera de Pep. “Estoy feliz con la plantilla que hemos construido”, confesó.

Los ciudadanos quieren crear un proyecto hegemónico y no han escatimado en gastos. Ningún club de Guardiola había invertido tanto en un mercado de pases. En dos meses, ya ha pulverizado los 194 millones que pagó el Bayern por Vidal, Götze y Douglas Costa.

Lo que no ha superado son los 341,5 millones que invirtió en el Camp Nou para levantar 14 copas ni los 69,5 que pagó el Barça por Ibrahimovic en 2009. Curiosamente, ahora es su rival local.

Mou tampoco se quedó atrás. “Queremos cuatro fichajes”, expresó. Dicho y hecho. Llegaron Pogba, Ibrahimovic, Mkhitaryan y Bailly, firmando por el United por 185 millones de euros.

Nunca antes Mou había disfrutado de tantos millones como en el United ni había sumado a un futbolista tan caro como Pogba (105 millones).

En Porto, dominó Portugal y Europa sin apenas gastar.

En Chelsea, Abramovich se gastó 714,5 millones en Diego Costa, Cesc y Robben, en siete temporadas y dos etapas para triunfar en la Premier League y quedarse sin la Oorejona. Un trofeo que ganó en el Inter tras 152,3 millones en compras.

En el Madrid, discutió al Barcelona de Pep con 177,5 millones en tres años, aunque no pudo coronarse con la Champions.

La opulenta y millonaria Premier ha dado forma otra vez a los caros sueños de Mou y Pep, enfrentados de vuelta.