26 de abril
Miércoles
Mayormente despejado
21°
Jueves
Despejado
20°
Viernes
Despejado
22°
Sábado
Despejado
11°
24°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 31 de diciembre de 2016, 01:00

Un cine solidario con las víctimas de la injusticia

Marcelo Martinessi conquistó el Festival de Venecia con su película sobre el caso Curuguaty.

La voz perdida es el título de la película paraguaya que este año ganó el Premio Horizonte al Mejor Cortometraje en la 73 edición de la Mostra de Venecia, uno de los más prestigiosos festivales de cine a nivel mundial.

El director de la obra, el cineasta paraguayo Marcelo Martinessi, considera que el eco que tuvo la producción contrasta con las grandes deficiencias que tuvo la justicia paraguaya para juzgar la tristemente célebre masacre de Curuguaty, el tema que se aborda en el filme.

"El cine puede ayudarnos a abrir los ojos. El caso Curuguaty es una herida abierta y duele", destaca el cineasta.

crítica. "Por contribuir a que el cine paraguayo siga ocupando los primeros lugares en los circuitos del cine arte mundial", dice la fundamentación de la distinción otorgada por los periodistas de ÚH a Marcelo Martinessi, entre los ocho Protagonistas Destacados 2016, seleccionados por los miembros de la Redacción.

Este año, además del gran premio obtenido con La voz perdida, Martinessi presentó su película documental Diario Guaraní, rescatando la experiencia del antropólogo jesuita Bartomeu Meliá con el pueblo originario Mbyá Guaraní.

Ex director y fundador de la Televisión Pública en Paraguay durante el gobierno de Fernando Lugo, Martinessi sostiene que actualmente hay una grave crisis en el país.

"En este contexto, el cine se convierte en un instrumento valioso, muy necesario. Me refiero a un cine diverso, que aparte de hacernos reír o llorar o tener miedo, pueda estar cercano a la experiencia humana, un cine que sea capaz de hacernos pensar", destaca el cineasta compatriota.