25 de septiembre
Lunes
Mayormente despejado
19°
33°
Martes
Mayormente despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de febrero de 2017, 20:46

Un artista francés teje un mapamundi con cabello para contar la historia humana

Medellín (Colombia), 15 feb (EFE).- El artista francés Pierre Redon teje un mapamundi con los mechones de cabello humano que está recogiendo en una gira que puede durar entre 10 y 20 años, con el fin de preservar la memoria de los continentes, proyecto que presentó en la ciudad colombiana de Medellín.

"Tülü, tejiendo la memoria en una alfombra" es quizá el proyecto más ambicioso de este polifacético artista, que navega entre las investigaciones antropológicas, la creación sonora, el arte textil, la cartografía y el documental.

Redon, fascinado con una técnica de fabricación de una alfombra nómada de origen turco, inició este proyecto multidisciplinario que incluye un ritual de donación de cabellos de los visitantes a sus exposiciones y reflexiones sobre el origen.

"Mi trabajo es un recorrido por la humanidad. Invito a la gente a dar una mecha de cabello y a hacer un dibujo con el nacimiento como tema para hacer un tülü (alfombra) contemporáneo", explicó en una entrevista con Efe en Medellín.

Han pasado cinco años desde que le surgió la idea con su visita a Turquía, donde conoció a los pastores nómadas, las alfombras tülü y sus chaquetas de lana.

Desde entonces ha recogido mechones de Asia, África y América. Ahora se encuentra en Medellín, donde hace exhibiciones visuales y musicales y recibe donaciones de cabello en siete capas de tejido con el croquis de los continentes que en un futuro alimentarán su mapamundi de memorias.

"La idea es llenar cada capa para volver con una exposición en cada continente", dijo Redon.

En el Cementerio Museo San Pedro de Medellín tiene actualmente una instalación cartográfica que permite a los visitantes coser sus mechones a las capas con citas que llevan su nombre, escuchar una de las piezas musicales del artista y visualizar una partitura gráfica ligada a la filosofía nómada turca.

"Es muy interesante confrontar mi proyecto con un cementerio que tiene un trabajo de psicología de la memoria y antropología de la muerte. No hay un lugar así en Francia", consideró sobre este espacio, en el que también dio dos conciertos en compañía de seis músicos de su país.

Redon, que estuvo en Bogotá e irá también a Barranquilla, desarrolló el concepto de "Marche Sonore" (Caminata Sonora) y ha trabajado en su país con el Centro de Arte de l'Abbaye de Maubuisson, el Museo de la Educación Val d'Oise, el Parque Natural Regional de Ballons de Vosgues y la asociación Quartier Rouge, entre otros.

Volcado en su trabajo artístico, confesó su fascinación por el cabello, por estar ligado a la memoria y a guardar la herencia de los antepasados.

"Dentro del pelo se sedimenta la memoria y también está el ADN del ser humano y de sus antepasados", explicó.

Este optimista e irreverente artista, que le apuesta a la experimentación y a sobrepasarse a sí mismo, subrayó que "Tülü" le demandará "mucho trabajo" para organizar toda la gira. "Es un proyecto que se puede tardar entre 10 y 20 años", calculó.

No obstante, ese viaje que decidió emprender le permitirá encontrarse con otros mundos, trabajar de forma paralela en otras muestras y cumplir con esa aspiración de "llevar a cada continente" este mapamundi de cabello humano que contará, de alguna forma, la historia de la humanidad.