6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 6 de agosto de 2016, 01:00

Un año después de la denuncia, Fiscalía allana la zona vip del penal de Tacumbú

Los fiscales Igor Cáceres y Pamela Pérez por más de tres horas recorrieron el interior de la penitenciaría, en especial las celdas lujosas, a fin de llegar a los responsables de otorgar privilegios a reos.

Luego de un año y un mes de haber presentado la denuncia la ex ministra de Justicia, Sheila Abed, a la Fiscalía, donde pedía la investigación sobre la existencia de sectores de privilegio en la cárcel de Tacumbú, una comitiva del Ministerio Público ingresó ayer al penal para interiorizarse de los hechos denunciados y así iniciar las pesquisas que llevarán a los responsables de dar privilegios a los reos.

Los fiscales Igor Cáceres y Pamela Pérez fueron encargados para investigar esta denuncia, que fue ampliada el mes pasado por el encargado de despacho del Ministerio de Justicia, Éver Martínez.

"Queremos ver si hay un hecho punible de soborno; si han pagado un monto para recibir esos beneficios", expresó el fiscal Igor Cáceres poco antes de ingresar al penal para realizar el recorrido.

Los agentes del Ministerio Público fueron primeramente al pabellón Multiuso, también conocido como sector Vip, y luego visitaron otros sectores del penal, entrevistándose con los reclusos.

Además de colectar datos y documentos, los fiscales anunciaron que llamarán a declarar a las personas que estuvieron al frente de cargos importantes en el sistema penitenciario, como la propia ex ministra Carla Bacigalupo, el ex director de Establecimientos Penitenciarios, Artemio Vera, el ex director de Tacumbú, Luis Barreto, y otros.

soborno. El fiscal Cáceres se refirió a la difusión en los medios de la lujosa vida que llevaba Jarvis Chimenes Pavao en su lugar de reclusión y manifestó que este hecho en sí no supone un delito y que su autorización es responsabilidad del Ministerio de Justicia. No obstante, aseguró que investigarán las denuncias de supuestos pagos que realizan los internos para obtener los beneficios. "Muchas denuncias saltan en los medios de comunicación, pero tenemos que investigar; queremos que esto sea lo más transparente posible", añadió el fiscal, que confía en que luego de estas diligencias y las declaraciones de los responsables podrá reunir elementos para una eventual imputación.

La comitiva fiscal estuvo integrada, además de los dos agentes, por arquitectos, ingenieros y otros personales del laboratorio forense, que verificarán las obras realizadas dentro del penal, supuestamente construidas con dinero proveniente de los propios reos pesos pesados.

Luego del escándalo surgido y la indignación ciudadana sobre los privilegios que gozaban algunos reos, en su mayoría ligados al narcotráfico, las autoridades penitenciarias informaron que el lugar será demolido y se dispuso el traslado de varios de sus ocupantes.