4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 30 de agosto de 2016, 14:09

Turquía y sus aliados avanzan en el norte de Siria y controlan ya 38 pueblos

Ankara, 30 ago (EFE).- El Ejército de Turquía y sus aliados prosiguieron hoy por séptimo día con su ofensiva en el norte de Siria, donde han conquistado ya 38 pueblos controlados hasta ahora por los yihadistas del Estado Islámico (EI) y las milicias sirio kurdas del YPG.

Fuentes militares turcas indicaron hoy a la prensa local que el Ejército Libre Sirio (ELS) ha penetrado ya 24 kilómetros en el norte de Siria desde la frontera turca.

Desde allí entraron este martes a través del punto fronterizos de Karkamis cuatro camiones con nuevos combatientes del ELS, indicaron las fuentes turcas.

Durante la operación militar tres soldados turcos resultaron heridos leves al ser atacado el tanque en el que se desplazaban por un cohete anticarro.

Aunque el Ejército no indicó qué organización disparó contra el blindado, CNNTürk, citando fuentes castrenses, indicó que fue el EI.

El Estado Mayor turco también informó de que su artillería disparó 108 veces y destruyó 21 objetivos "terroristas" cerca de Yarábulus, aunque no precisó la organización o milicia atacada.

Turquía considera terrorista tanto al EI como a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), las milicias sirio-kurdas, que reciben apoyo aéreo de Estados Unidos en su lucha contra los yihadistas.

Ankara asegura que el YPG es una extensión del proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), que comete atentados y ataques en suelo turco desde 1984.

Estos avances sobre el terreno se produjeron en medio de gestiones de parte de Estados Unidos para impedir que Turquía siga atacando a las milicias kurdas en lugar de centrarse en la lucha contra el EI, el objetivo inicial de su ofensiva.

El comandante del Mando Central, Joseph Votel, aseguró que EEUU quiere que sus aliados kurdos y turcos cesen sus enfrentamientos, y en que ambas fuerzas se centren en combatir al EI.

"Apoyamos (con cobertura aérea) la operación (turca) hacia Yarábulus (Siria) porque estaba dirigida contra el EI, cuando se enfoquen en otra cosa que no sea el EI no tendrán nuestro apoyo", advirtió Votel en una rueda de prensa en el Pentágono.

El general aseguró que Washington seguirá trabajando con Turquía y los kurdos sirios con el objetivo de seguir arrebatando terreno al EI y tomar Al Raqa, su principal bastión en Siria.

Un alto oficial de Defensa rechazó cualquier idea de un alto de fuego con los kurdos en Siria y reiteró al diario oficialista Sabah que "el ejército turco golpeará a YPG si no se mueve hacia la ribera oriental del Éufrates".

Un comandante del ELS, citado por la emisora CNNTürk, dijo que no existe un cese de hostilidades sino que ambas partes solo han parado de forma temporal sus operaciones militares.

También el presidente francés, Francois Hollande, se unió a las críticas contra la ofensiva turca, que calificó como "contradictoria" y destacó que "contiene el riesgo de una inflación general" del conflicto sirio.

Igual que Estados Unidos y Turquía, Francia también forma parte activa de la coalición internacional contra el EI.

El Gobierno turco, que hoy celebró el Día de la Victoria, con el que se conmemora el fin de la guerra de independencia de 1922, reiteró que no distinguirá entre terroristas.

"(Turquía) no quiere presencia alguna de grupos terroristas a lo largo de nuestras fronteras", señaló el ministro de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, en una entrevista concedida a un diario griego.

La campaña turca no está dirigida contra el pueblo kurdo en Siria sino contra las organizaciones terroristas YPG y su brazo político, el PYD, destacó el ministro.

Ambas formaciones "no representan a los kurdos de Siria", pues muchos de ellos escaparon del "régimen brutal y de las violaciones de derechos humano del PYD/YPG", dijo el ministro.

Turquía y brigadas aliadas locales lanzaron en Siria el pasado miércoles la operación "Escudo del Éufrates" y tomaron la localidad de Yarábulus, en una ofensiva que tiene como objetivo expulsar al EI de la frontera turca y frenar el avance de las milicias kurdas.

Turquía, que tiene medio centenar de tanques y medio millar de soldados en el noroeste de Siria, ha demandado a los kurdos que se retiren a la ribera oriental del Éufrates.