24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 28 de abril de 2017, 01:00

TSJE prohíbe hablar a sus funcionarios con medios sin permiso

El presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Jaime Bestard, emitió un comunicado a los funcionarios del máximo órgano electoral por el cual establece que ya no pueden proveer informaciones sin permiso de los mismos ministros del TSJE a los medios de prensa y a cualquier otra persona ajena a la institución, bajo amenaza de despido a los que incumplan lo dispuesto.

La nota fechada el 21 de abril de este año expresa que, a partir de la fecha, ninguno de los directores, jefes, encargados y funcionarios de las oficinas dependientes de la institución podrá proveer información interna institucional a personas ajenas al TSJE.

“Las solicitudes oficiales y particulares de información interna se canalizarán exclusivamente a través de las autoridades superiores de este Tribunal, bajo pena de aplicación de los dispuesto en la Ley 635/95, artículo 6, inciso w)”, finaliza la nota, con la posterior firma de Bestard.

Dicho inciso del artículo citado de la Ley 635/95, que regula las funciones del TSJE, señala la atribución que tienen los ministros de nombrar y remover a los funcionarios, de conformidad al Estatuto del Funcionario Público.

Esta disposición fue filtrada a los medios por lo propios funcionarios descontentos por dicha disposición amenazante y según algunos señalan se debería a la guerra interna que sigue entre los que estaban a favor y en contra de la enmienda constitucional que buscaba instalar la reelección.

Otros factores son los antecedentes de publicaciones en los medios sobre irregularidades o planilleros que fueron filtrados a la prensa.

Desde el TSJE, confirmaron que dicha disposición está vigente, pero señalaron que es meramente a los efectos de organización y asistencia a los que solicitan información, porque hay temas sensibles que afectan a varios partidos, o que algún director hable fuera de la línea de los ministros y deje mal parada a la institución sobre un dato concreto.