10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 5 de octubre de 2016, 17:26

Trump: Mike Pence logró una "victoria decisiva" en el debate vicepresidencial

Washington, 5 oct (EFE).- El aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, afirmó hoy que su compañero de fórmula, Mike Pence, se hizo "con la victoria más decisiva de la historia de los debates presidenciales" en el cara a cara que mantuvo en la noche del martes con su par demócrata, el senador Tim Kaine.

"Mike Pence hizo un trabajo increíble, me voy a adjudicar los méritos porque él fue mi primer fichaje. (...) Estuvo bien, inteligente, dijo lo que quería decir. Estoy muy orgulloso de Mike Pence", dijo Trump ante sus seguidores en un evento de campaña celebrado hoy en Henderson (Nevada).

Jaleado por los asistentes, Trump abordó durante el discurso uno de los temas protagonistas en el debate vicepresidencial, que tuvo lugar en la Universidad de Longwood, en Farmville (Virginia): sus relaciones con Rusia y su presidente, Vladímir Putin.

"Dicen que Donald Trump ama a Putin -refiriéndose a sí mismo en tercera persona-. Yo no quiero, yo no odio, vamos a ver cómo funciona", afirmó.

Trump indicó que tal vez él y Putin tengan "una buena relación" cuando llegue a la Casa Blanca, o "tal vez una relación horrible".

"Tal vez -continuó- tengamos una relación correcta en un término medio".

Sin embargo, el magnate no dudó en reiterar que tiene voluntad de trabajar con el líder ruso para combatir a los militantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) a pesar de los desacuerdos entre los dos países.

"Si llegamos junto con Rusia y Rusia va con nosotros y mandamos al carajo al EI, eso por mí está bien", aseveró.

Pence y Kaine se enfrascaron en un debate hosco, en el que el senador estuvo más agresivo y reiteró una y otra vez que tanto el gobernador de Indiana como Trump han considerado en varias ocasiones que Putin es "mejor líder" que el presidente de EE.UU., Barack Obama.

Kaine les advirtió que "están confundiendo dictadura con liderazgo".

En un mitin en Harrisburg (Virginia) horas antes, el propio Pence aludió a su debate de la noche anterior.

"Donald Trump me llamó anoche desde Nevada para felicitarme por el debate. Eso realmente significó un mundo para mí. Realmente lo hizo. Algunas personas piensan que gané -dijo entre aplausos-, pero eso se lo dejo a otros".

"Lo que puedo decir es que desde donde yo estaba sentado, Donald Trump ganó el debate. La visión de Donald Trump para hacer grande a Estados Unidos de nuevo ganó el debate", afirmó el gobernador de Indiana, a quien muchos le dieron como vencedor, tras desempeñar un papel mucho más calmado que el de Kaine en el cara a cara.

Por su parte, Hillary Clinton, quien hoy no tiene ningún acto de campaña, felicitó a su compañero de fórmula primero desde las redes sociales, luego por correo electrónico y más tarde vía telefónica, informó su equipo.

La campaña de la ex secretaria de Estado consideró que Kaine cumplió su papel en defensa de Clinton y siendo duro atacando a Donald Trump, lo que obligó también a su rival a que negara una y otra vez las afirmaciones del magnate delante de los televidentes.

Los medios de comunicación y los analistas coinciden hoy en que Pence fue el ganador en la contienda, sin embargo también están de acuerdo en que el republicano falló en defender a su "jefe" de sus propias afirmaciones.

En ese sentido, argumentan que Kaine, quien volverá mañana a la campaña en Las Vegas (Nevada), fue más consistente en sus argumentaciones y más rico y certero en sus explicaciones sobre las distintas temáticas, si bien le perdieron las formas tratando de interrumpir de manera constante a su rival.

El logro de Pence, cuyo objetivo era apelar a los votantes más moderados, fue mantener la compostura, suavizar las posiciones de su campaña y tratar de sembrar la duda sobre la retórica incendiaria que Trump ha ido sembrando desde hace meses en el ciclo electoral.

Raquel Godos