7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 13 de noviembre de 2016, 11:45

Trump habla de sanidad y los Clinton en su primera aparición tras elecciones

Washington, 13 nov (EFE).- El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, hablará hoy de sus planes para cambiar la reforma sanitaria del presidente, Barack Obama, y del "talento" del matrimonio Clinton en su primera aparición televisiva tras las elecciones, cuyos fragmentos adelantó el canal CBS.

En una entrevista con el programa "60 minutos", cuya emisión está programada para esta noche, Trump dejó la puerta abierta a mantener algunas de las partes más importantes de la reforma sanitaria de Obama, conocida por sus detractores como "Obamacare" y que el magnate prometió eliminar durante la campaña electoral.

Como ya hizo en una entrevista con The Wall Street Journal, Trump aseguró que se inclina por mantener dos partes de la reforma sanitaria: la provisión que obliga a asegurar a personas con enfermedades previas y la disposición que permite extender la cobertura sanitaria de un adulto a sus hijos hasta los 26 años.

Durante la entrevista, también habló del momento en el que Clinton le llamó por teléfono en la noche de las elecciones para reconocer su derrota en la carrera por la Casa Blanca.

"Hillary me llamó y fue una llamada muy agradable y fue una llamada muy dura para ella, puedo imaginármelo. Más dura para ella de lo que habría sido para mí y para mí habría sido muy muy difícil. Ella no podría haber sido más agradable", consideró Trump, quien alabó a Clinton por ser "muy fuerte y muy inteligente".

En este sentido, Trump elogió a los Clinton por ser una "familia con mucho talento" y no descartó acudir a ellos en algún momento de su Presidencia en búsqueda de consejo.

El tono de Trump hacia los Clinton en la entrevista es muy diferente al que mostró durante la campaña, cuando llamó a Clinton "corrupta" y "mujer desagradable" llegando a prometer que la metería en la cárcel por el uso que hizo de servidores de correo privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado.

Mientras se repiten las protestas contra su triunfo en varias ciudades de EE.UU., Trump continúa manteniendo reuniones en la Trump Tower de Manhattan con vistas a la formación del Gobierno que le acompañará en la Casa Blanca, donde entrará por primera vez como presidente el próximo 20 de enero.

Kellyanne Conway, exportavoz de la campaña y asesora del nuevo equipo de transición, indicó hoy que es "inminente" y "llagará pronto" el nombramiento del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, un cargo que equivale al de primer ministro en Europa.

Para este puesto, suena como posibilidad Stephen Bannon, quien fue jefe de campaña de Trump, es director del portal de noticias de la derecha alternativa Briebart y miembro del equipo para la transferencia de poderes entre Trump y el Gobierno Obama.

A este puesto también podría optar el presidente del Comité Nacional Republicano, Rience Priebus, el principal aliado del presidente electo durante su accidentada campaña de primarias.

En los últimos días, Trump ha hablado por teléfono con su rival en las primarias, Jeb Bush, hijo y hermano de expresidentes, así como con el que fuera candidato presidencial republicano en 2012, Mitt Romney, ambos miembros de la elite del Partido Republicano que rechazaron al millonario durante la campaña.