9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 13 de agosto de 2016, 01:28

Trump agita de nuevo el fantasma del fraude electoral en EE.UU.

Washington, 13 ago (EFE).- El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, agitó hoy de nuevo el fantasma de un eventual fraude en las elecciones de noviembre al afirmar que la única forma de salir derrotado del estado clave de Pensilvania es "con trampas".

"La única manera que tienen de ganar aquí, en mi opinión -y lo pienso 100 % en serio- es si en ciertas zonas del estado hacen trampas", dijo Trump durante un acto en Erie, en el interior de Pensilvania.

El interior de Pensilvania es una de las zonas más afectadas por la desindustrialización en Estados Unidos, habitadas por un alto porcentaje de blancos, son donde más cala el mensaje contrario al libre comercio de Trump.

Pese a ese caldo de cultivo, los sondeos sitúan a la candidata demócrata, Hillary Clinton, con un claro margen de hasta diez puntos en este estado.

La de hoy no es la primera vez que Trump insinúa un eventual fraude en noviembre. Hace una semana afirmó en Ohio, otro estado clave: "Me temo que la elección va a estar amañada, tengo que ser honesto" e instó a los republicanos a "tener cuidado".

Afirmaciones, las pronunciadas por Trump, que generaron un amplio rechazo en el espectro político estadounidense y causaron la burla del propio presidente, Barack Obama.

"Que el señor Trump sugiera que hay una conspiración en todo el país, incluido en estados como Texas, donde los demócratas no están al cargo, eso es algo ridículo", señaló Obama, al recordar el mínimo control del Gobierno federal en los mecanismos electorales.

"Si Trump llega al día de las elecciones con 10 o 15 puntos de ventaja (en las encuestas) y acaba perdiendo, entonces podrá elevar algunas dudas, pero eso por el momento no pasa", añadió Obama.

Pensilvania y Ohio son dos de los estados considerados clave en las elecciones de noviembre, ya que sus 20 y 18 votos electorales, respectivamente, pueden convertirlos en decisivos para lograr los 270 necesarios para llegar a la Casa Blanca.

Junto a Florida, que repartirá 29 electorales, es donde las campañas están destinando más recursos y esfuerzos.