8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 15 de noviembre de 2016, 21:32

Trudeau estrecha los lazos políticos y personales con la Cuba de Raúl Castro

La Habana, 15 nov (EFE).- El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se reunió hoy con el presidente cubano, Raúl Castro, nada más aterrizar en La Habana, un viaje para estrechar lazos políticos que recuerda al de su padre, Pierre Trudeau, hace 40 años a la isla, y que cimentó una estrecha relación personal con Fidel Castro.

Raúl Castro recibió al premier canadiense en la sede del Palacio de la Revolución en una ceremonia protocolaria seguida de las conversaciones bilaterales, pero antes Trudeau y su esposa Sophie Grégoire rindieron homenaje al prócer independentista y héroe nacional José Martí en la Plaza de la Revolución.

En el encuentro, Raúl Castro destacó "los históricos e ininterrumpidos vínculos entre ambos pueblos, ejemplo de relaciones respetuosas y mutuamente beneficiosas", según indica la nota oficial del Gobierno cubano.

Los dos mandatarios "pasaron revista al satisfactorio estado de las relaciones bilaterales y reiteraron la voluntad de ambos gobiernos de fortalecer los nexos políticos y económicos", añade el comunicado.

En el encuentro también participaron, por la parte canadiense, la ministra de Comercio Internacional, Chrystia Freeland, y el asesor de Política Exterior y Defensa, John Hannaford; y por Cuba, los ministros de Exteriores, Economía y Comercio Exterior, Bruno Rodríguez, Ricardo Cabrisas y Rodrigo Malmierca, respectivamente.

El primer ministro y la primera dama fueron recibidos en el aeropuerto José Martí de La Habana por el primer vicepresidente del Gobierno cubano, Miguel Díaz-Canel, un indicativo de la importancia que la isla otorga a la visita de Trudeau.

Con este viaje, Trudeau, que no ofreció declaraciones a la prensa en su primer día en Cuba, busca profundizar lazos económicos y comerciales con la isla, que tiene en Canadá su cuarto socio comercial -tras Venezuela, China y España-, con un intercambio cercano a los 800 millones de dólares en 2015.

Además, Canadá es el principal emisor de turistas a la isla, con 1,3 millones de visitantes el pasado año, que representaron más del 40 % del total de turistas que viajó a Cuba.

En 2015, las exportaciones canadienses a Cuba ascendieron unos 381 millones de dólares estadounidenses, mientras que las exportaciones cubanas a Canadá sumaron unos 400 millones de dólares.

Para muchos analistas, la visita de Trudeau a Cuba busca apuntalar la posición privilegiada que desde hace décadas ocupa Canadá como inversionista en la isla, que se vio amenazada por la política aperturista del presidente estadounidense, Barack Obama, hacia el país caribeño.

Con esta breve visita, el mandatario canadiense podrá afianzar esa posición y aprovechar esa ventaja en la relación económica, especialmente tras el previsible giro de la política estadounidense provocado por la elección de Donald Trump como presidente.

Estados Unidos y Canadá han sido históricamente aliados políticos y socios estratégicos, lo que no impidió que Canadá construyera una relación civilizada y amistosa con Cuba, incluso en los años de mayor tensión con Washington.

Pero la visita de Trudeau también tiene un marcado carácter afectivo y personal ya que su padre, Pierre Trudeau, primer ministro canadiense entre 1968 y 1984, se convirtió en enero de 1976 en el primer mandatario de un país de la OTAN que puso un pie en la isla gobernada por Fidel Castro en plena Guerra Fría.

A partir de entonces, Pierre Trudeau -que viajó a Cuba junto con su esposa Margaret y su tercer hijo, Michel, entonces de cuatro meses de edad- y Fidel Castro construyeron una estrecha amistad que perduró hasta la muerte en 2000 del canadiense, a cuyo funeral en Montreal acudió Castro para despedirse de "un amigo cercano".

Por ese motivo no se descarta que el líder cubano, de 90 años y retirado del poder desde hace una década, reciba a Justin Trudeau en su residencia durante su visita, algo que previsiblemente sucederá mañana.

La agenda de Trudeau para mañana arranca con una conferencia magistral en el aula magna de la Universidad de La Habana y después ofrecerá una rueda de prensa antes de partir para Argentina, segunda escala de su primera gira por Latinoamérica desde que asumió el cargo a finales del año pasado.

De Buenos Aires, donde se entrevistará con el presidente argentino, Mauricio Macri, el premier canadiense viajará a Perú para asistir a la cumbre de líderes de Asociación de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Sara Gómez Armas