3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 18 de julio de 2016, 15:45

Tribunal refuta denuncias sobre montaje y ocultamiento de evidencias

En los argumentos de la sentencia contra los campesinos condenados por el caso Curuguaty se refutaron las denuncias realizadas por la defensa de los labriegos sobre montaje u ocultamiento de pruebas. Aseguran que las críticas a la investigación carecen de sustento.

El Tribunal de Sentencia rechazó las críticas de los defensores con relación a la investigación del caso y el debido proceso. Para los jueces, los abogados de los campesinos basaron sus cuestionamientos en interpretaciones y conclusiones personales.

"Lo que dijo la defensa carece de sustento", se señala en una parte de la lectura sobre los argumentos de la sentencia contra los 11 campesinos acusados por la masacre de Curuguaty, ocurrida el 15 de junio del 2012.

Específicamente se refiere a las denuncias de montaje del Ministerio Público; parodia en la investigación; que los disparos contra policías se produjeron desde lejos; ocultamiento de evidencias; criminalización de la lucha; que las mujeres solo eran acompañantes; que la usucapión que benefició a Campos Morombí fue atacada con una acción de nulidad; entre otras cosas.

La defensa también adujo que la presencia de más de 600 policías provocó la emboscada, generándose una balacera entre los propios uniformados; que el principal condenado, Rubén Villalba, no fue identificado por los testigos y tampoco está el arma homicida, etc.

Para los jueces, los abogados defensores no tuvieron en cuenta el resultado de cada una de las pruebas introducidas en el desarrollo del juicio oral y público.

Negó que el Ministerio Público realizara un montaje con la investigación porque se presentaron pruebas, resultados de informes, evidencias, fotografías y la reconstrucción del hecho, que de acuerdo a la sentencia son concluyentes.

También menciona que las pericias fueron valoradas como pruebas de informes y se presentaron como testigos los peritos que tuvieron a su cargo la inspección y explicaron sus debidos resultados.

En la lectura se indicó que los defensores tuvieron la posibilidad de tener un consultor técnico para el análisis correspondiente. Además, se sostiene que los fiscales realizaron el examen de todos los cuerpos de policías, víctimas de disparos.

"Han determinado con exactitud la causa de muerte de los 6 policías, todas las víctimas presentaban impacto de proyectiles de arma de fuego", expresa el documento. Sobre el ocultamiento de evidencias y la falta de objetividad en la investigación, tampoco es una realidad.

Con el informe del médico forense Pablo Lemir descartan que los policías recibieran disparos desde largas distancias, como sostiene la defensa. Esa posición también es ratificada por los testigos policiales que declararon en el juicio.

Para el Tribunal de Sentencia también se probó que más del centenar de campesinos huyeron del lugar, de acuerdo al relato de los helicópteros que sobrevolaron el inmueble el día del trágico suceso.

Con relación al intercambio de disparos entre policías, los jueces concluyeron que la formación policial se realizó en base en las instrucciones recibidas por los superiores. De esa forma, se descarta que los uniformados desconocieran la posición de los grupos.

En los argumentos se sostiene que no existió mal procedimiento porque la orden judicial era clara al establecer el allanamiento en el sitio con el objetivo de identificar a los ocupantes, incautar las armas y aprehender a aquellas personas con órdenes de captura.

"En este caso se probó claramente que Erven Lovera (uno de los policías fallecidos) portaba dicho mandamiento, incluso dirigió la palabra a los campesinos. La respuesta fue la amenaza de muerte", destaca otra parte de la lectura.

Reiteraron que se comprobó la formación en "U" de los labriegos y que en consecuencias fueron los labriegos quienes se prepararon días antes con el fin de tener una posición de dominio y para apuntar con mejor facilidad con arma de fuego.

ESCENARIO. Según la acusación de la Fiscalía, los campesinos arengaron contra el Mariscal López y contra el imperialismo yankee.

El Tribunal concluye que hubo una elección del escenario adecuado para atacar a los policías, quienes fueron direccionados hasta el lugar mediante las mujeres que usaron a los niños con sus rostros pintados para distraer a los agentes.

Se trata de la misma ubicación citada por la Fiscalía como forma de "U", donde según la investigación los campesinos emboscaron a los labriegos.

Existen elementos probatorios de que las armas utilizadas fueron las que causaron la muerte de los oficiales, además de las evidencias, como la aprehensión de varios de los acusados en el lugar de los hechos.

También sostiene que había una resolución conjunta para matar a los policías para evitar ser aprehendidos.

COMPLOT. Los jueces del caso también descartaron un supuesto complot entre políticos, funcionarios judiciales, parlamentarios, agroexportadores y latifundistas para derrocar al Poder.

"Lo que ocurrió fue una intervención judicial autorizada. Afirmamos categóricamente que los hechos ocurrieron de la forma mencionada. Haciendo un análisis mental, si los campesinos no estuvieran en el sitio los resultados no se hubiesen producido", señala la sentencia.

Aseguran que la conducta de los ocupantes fue siempre la de ejecutar su plan para resistir en el inmueble.

Pasadas las 11.30 de este lunes se inició la lectura de los argumentos del fallo dictado por Tribunal de Sentencia contra los 11 campesinos procesados por la masacre de Curuguaty, ocurrida el 15 de junio del 2012. La lectura se realizó en la explanada de la sede del Poder Judicial de Asunción.