16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 28 de marzo de 2017, 01:00

Tribunal juzga a gavilla acusada de

Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Cuatro integrantes de una supuesta gavilla son acusados de haber intentado matar a Chun Chu Wang Chen (53), entonces vicepresidenta de la Fundación Los Ángeles Paraguay China, durante un asalto domiciliario.

El golpe se registró el 3 de julio del 2013. Los delincuentes se alzaron con 60.000 dólares, anillos con diamantes, una piedra preciosa esmeralda y joyas varias. La afectada permanece con tratamiento médico desde hace más de tres años y actualmente se encuentra internada en un centro asistencial de Taiwán. La misma trabajaba con la fundación, que ya entregó miles de sillas de ruedas a personas con discapacidad y otro tipo de ayuda, según los antecedentes.

Los acusados en este proceso son la ex empleada Gloria Escalada Escobar; el novio de esta, Nelson Servín Acosta; el hermano Francisco Escalada Escobar, quienes están acusados de robo agravado, y el tío Ramiro Ortega Quiñónez, acusado de tentativa de homicidio doloso y robo agravado.

La agente fiscal Natalia Montanía, quien sostiene la acusación, reveló que la mujer estaba durmiendo cuando fue atacada en su habitación por una persona con pasamontañas, a quien logró sacarle la protección y arañarlo en el rostro durante el forcejeo en el que recibió golpes con varillas de hierro en la cabeza que la dejaron inconsciente.

La ex empleada encerró a los perros adiestrados para atacar a extraños, y así facilitó la entrada a los cómplices, quienes eran sus allegados. La misma había sido desvinculada del servicio doméstico, luego de que comenzaran a desaparecer las pertenencias de la casa, dinero en efectivo y una llave, según los antecedentes. Esto habría derivado en el asalto, ya que conocía los detalles de la vivienda, lo que también ayudó a los investigadores a identificar a los autores, que no llegaron a violentar ninguna cerradura para ingresar al sitio.

La afectada perdió la movilidad de gran parte del cuerpo a consecuencia de los severos golpes que acusó en el cráneo y afectó la columna vertebral.