19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 4 de julio de 2017, 01:00

Tribunal dicta hoy sentencia en el caso Verónica Gariazu

Para las 9:00 de hoy, el Tribunal presidido por Liliana Flores Negri, junto a sus miembros Hugo Segovia Villasanti y Alicia Orrego, dictará la sentencia por el crimen de Verónica Gariazu, hecho ocurrido el 11 de octubre del año 2014 en la compañía Maramburé de Luque.

Luego de los alegatos finales realizados tanto por el Ministerio Público como la defensa de los acusados, los magistrados pasaron a deliberar y convocaron para la fecha, de modo a dar a conocer la sentencia correspondiente.

Las fiscalas de Luque que llevaron el caso, María Luján Estigarribia y Cyntia Espínola, solicitaron al Tribunal 25 años de cárcel para Ninfa Morales, quien está sindicada como la autora material del homicidio. Para el guardia de seguridad Juan Carlos Vergara, pidieron condena de 10 años, en carácter de cómplice.

Para la fiscal Estigarribia, el crimen es de tinte pasional, ya que la víctima no quiso entablar ninguna relación sentimental con la acusada. A su entender, esta la acosaba en todo momento, la manipulaba y además la amenazaba con suicidarse si es que no estaban juntas.

“Verónica era casada, pero Ninfa fue quien la hostigaba para ser su pareja, eso lo hemos comprobado mediante los mensajes de WhatsApp que la ahora acusada le enviaba todos los días”, refirió sobre el punto la representante del Ministerio Público.

Se llegó a comprobar que la noche del crimen, ambos acusados y la víctima estaban en el lugar del hecho, según la ubicación de las celdas del número de los celulares de todos. Además se verificó que Ninfa le entregó una bolsa negra a Vergara, que contenía las pertenencias de la víctima, como así también el arma homicida y presumiblemente tocos de cocaína.

Todo esto fue encontrado a pocas cuadras del lugar del homicidio, en el interior de una letrina de una casa deshabitada, que meses atrás había sido alquilada por Vergara. En su defensa, la acusada y principal sospechosa del crimen de Verónica, Ninfa mencionó que otros fueron los asesinos de la mujer y que sería por cuestiones de drogas, ya que la víctima era adicta.