29 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 11 de febrero de 2017, 22:18

Tribunal de Bolivia rechaza petición para detener al opositor Samuel Doria Medina

La Paz, 11 feb (EFE).- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia rechazó hoy una petición de la Fiscalía para detener preventivamente al líder opositor Samuel Doria Medina y dispuso que el político se defienda en libertad en el proceso iniciado en su contra por supuestos delitos cometidos hace 25 años.

En la audiencia cautelar celebrada en la ciudad de Sucre (sureste), la Sala Plena del TSJ, conformada por las magistradas Maritza Suntura y Norka Mercado, dispuso prohibir a Doria Medina salir del país sin autorización del tribunal, así como el pago de una fianza equivalente a unos 28.700 dólares.

El también empresario está obligado a presentarse una vez al mes en el Ministerio Público.

El TSJ finalmente dio a conocer estas disposiciones esta noche, después de que la audiencia cautelar fuera interrumpida y reanudada en varias ocasiones desde noviembre pasado.

Tras conocer que el tribunal rechazó su detención preventiva, Doria Medina escribió en su cuenta de Twitter agradecimientos a Dios, a su familia y a quienes le apoyan y le "dan fuerzas para seguir en esta lucha por Bolivia".

"Las injusticias no deben despertar rencor, ni odio. La Bolivia que viene no se construye con odio, sino con esperanza y con amor a la patria", agregó el opositor.

Doria Medina, quien ha denunciado persecución política por parte del Gobierno de Evo Morales, fue imputado por la Fiscalía junto a otros nueve exfuncionarios por supuestos delitos cometidos en un caso que se remonta a 25 años atrás, cuando el político era ministro de Planeamiento.

El dirigente político, que ha sido candidato a la presidencia en tres oportunidades, también ha insistido en que es objeto de un proceso político porque se opone a que Morales pueda buscar la reelección para un cuarto mandato.

El Ministerio Público ha acusado a las exautoridades de los supuestos delitos de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

Los cargos afectan a una supuesta autorización irregular para crear la entidad estatal de Formación de Capital en Áreas Secundarias (Focas), que transfirió 21 millones de dólares a Fundapro, una entidad sin fines de lucro de apoyo al microcrédito.

Doria Medina ha alegado que la transferencia fue un préstamo a Fundapro que se devolvió íntegramente y era un requisito de Estados Unidos para condonar a Bolivia una deuda de 361 millones de dólares.

Dos de los diez acusados fueron apartados del proceso en diciembre pasado por su avanzada edad y delicado estado de salud.

Los otros siete imputados, entre los que hay exautoridades con más de 80 años, tendrán las mismas medidas sustitutivas que Doria Medina, con excepción de la fianza que se aplica sólo al opositor.

Mientras la audiencia se realizaba en Sucre, decenas de seguidores de Doria Medina se concentraron en la puerta del TSJ en Sucre y también frente al edificio del Ministerio de Justicia en La Paz para expresar su apoyo al político.