6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 31 de julio de 2016, 04:11

Tres miembros del COI, entre ellos Samaranch, decidirán sobre Rusia

Río de Janeiro, 31 jul (EFE).- Una comisión del COI formada por el turco Ugur Erdener, la alemana Claudia Bokel y el español Juan Antonio Samaranch tendrá la última palabra sobre la participación de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Río, anunció el portavoz de la organización olímpica, Mark Adams.

EL COI dejó en manos de las Federaciones Internacionales la potestad de admitir en los Juegos a los deportistas rusos de sus respectivas disciplinas, y algunas, como la IAAF y la de Halterofilia, decidieron excluirlos a todos.

Ahora, el COI, cuya Comisión Ejecutiva se reunió ayer en Río y continuará hoy sus deliberaciones, ha designado una comisión de tres para dar validez a la lista definitiva de participantes en los Juegos.

Adams comunicó a la salida de la reunión del sábado que la Ejecutiva había resuelto delegar en estos tres miembros la decisión final con respecto a los deportistas rusos.

El turco Erdener es el presidente de la Federación Internacional de Tiro con Arco y médico de profesión perteneciente a la Comisión Médica del COI; la alemana Claudia Bokel compitió en esgrima y es responsable de la Comisión de Atletas, y Juan Antonio Samaranch es hijo del antiguo presidente del COI del mismo nombre, ya fallecido.

"Esta comisión revisará el expediente de cada deportista para asegurarse de que el COI está de acuerdo con cada decisión", explicó Adams, quien precisó que "la lista de deportistas rusos admitidos será publicada antes del comienzo de los Juegos". La competición comienza el 5 de agosto y termina el 21.

"Contamos con que todo se decidirá antes del viernes. El deportista que no dea admitido, no podrá ser sustituido por nadie en los Juegos", subrayó.

El COI se opuso, el 24 de julio, a la exclusión total de Rusia de los Juegos, como pedían algunas organizaciones, incluida la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), tras la publicación del informe McLaren, en el que se demostró la existencia de un "sistema de dopaje de estado" en Rusia desde 2011 al 2015.