17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 12 de octubre de 2017, 02:00

Tres grandes eventos climáticos golpearon producción hortícola

El sector de la producción frutihortícola fue uno de los más golpeados con los grandes eventos climáticos, que se presentaron con una frecuencia de tres ocasiones en tres meses: una helada y dos granizadas, recordó el ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja.

El secretario de Estado admitió que aún no se ha podido asistir al 100% de los afectados, pero que ya se está trabajando para ello.

Para continuar plenamente con la asistencia, está pendiente la promulgación de la ley de la ampliación presupuestaria para la emergencia de la agricultura familiar, que está en el escritorio del presidente Horacio Cartes desde hace 15 días, y que prevé una ampliación de USD 40 millones.

Baruja brindó estas declaraciones tras una reunión con miembros de la Federación Nacional Campesina (FNC), quienes se acercaron ayer por la mañana a la sede del Ministerio para exigir la asistencia prometida y exponer la situación de los agricultores después de los tres eventos climáticos mencionados.

“A cada problema se le da un remiendo, no hay una política de producción para que sea constante la infraestructura para que no perjudique ni la helada, ni la tormenta, ni la falta de agua potable. Hay una necesidad de infraestructura para tener producción de forma permanente”, señaló Marcial Gómez, de la FNC.

A su vez, el secretario de Estado respondió que “coinciden en que es un sector históricamente abandonado”, pero que existe una política que apunta a la tecnificación y al equipamiento de la finca del productor. “Solo que las necesidades siguen insatisfechas, hemos hecho mil invernaderos, pero aún faltan muchos”, agregó.

Con respecto a la helada de julio, Baruja recordó que fue la más grave de los últimos cuarenta años. Los afectados de la FNC recibieron asistencia por valor de G. 2.000 millones desde entonces, pero aún queda pendiente la instalación de pozos, invernaderos y otros insumos, señaló.