8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
sábado 30 de julio de 2016, 14:44

Trata de personas en Paraguay tiene raíces en la pobreza

La trata de personas en Paraguay con fines de explotación sexual, cuyo principal destino es España y Argentina, tiene su origen en las desigualdades causadas por la pobreza, la falta de educación y la ausencia de oportunidades laborales, dijo a Efe Lourdes Barboza, abogada y experta en derechos humanos.

EFE - Alberto Peña

Barboza indicó que Paraguay es un país donde predomina la captación de víctimas, las cuales responden al perfil de mujeres menores de 30 años, pertenecientes a zonas empobrecidas del interior del país, con escasa educación y sin calificación profesional.

"Si bien no es el único condicionante (la pobreza), sí es un factor de vulnerabilidad", señaló la abogada.

Ciertas regiones de Paraguay, como el céntrico departamento de Caaguazú, reúnen, según Barboza, el cóctel perfecto para que la trata de personas: una "escasa presencia del Estado" y la existencia de grupos mafiosos dedicados a esa forma de esclavitud moderna.

"No hay casualidad, hay una dinámica y razones por las cuales ese territorio es especialmente vulnerable a captar víctimas, porque son zonas que se encuentran como excluidas de políticas públicas del Estado y a la vez permeadas por actividades delictivas",destacó.

Estas áreas son el caldo de cultivo donde los tratantes, que básicamente son "personas conocidas, son familiares, amigos, conocidos laborales", realizan la captación desde su entorno más cercano y en base al engaño y a promesas de futuro en los países de destino.

Añadió que las víctimas son personas que ya estaban pensando en emigrar "pero no tenían medios", por lo que la figura del tratante se convierte en clave al proporcionar la disponibilidad de los recursos necesarios para viajar.

"Se les ha captado con la promesa de ir a realizar cuidado de ancianos, labores domésticas, actividades comerciales, atención de negocios... y resulta que finalmente la actividad tiene que ver con la explotación sexual", dijo Barboza.

Una vez captadas, las víctimas se endeudan con los tratantes por su escasez de recursos en el momento de adquirir documentos y pasajes, unas deudas que, señaló Barboza, "les funcionan como cadenas, porque las retienen porque jamás pagan todas sus deudas".

"Mucha veces tienen algún gestor que les tramita, con un pequeño pago, un documento de viaje y un pasaporte más rápidamente, y generalmente el tratante solventa los gastos (...) y todo eso va sumando a la deuda de la víctima", indicó la experta.

La persona viaja por tanto engañada y sin que nadie en su comunidad sepa que está siendo víctima de trata de personas con fines de explotación sexual.

Y las que tienen la suerte de poder volver a Paraguay, quedan estigmatizadas bajo la sombra del fracaso y la prostitución.

"Generalmente lo que más le afecta a ellas es que su comunidad sepa qué les pasó, a qué tuvieron que estar dedicándose allá a donde fueron", dijo la abogada.

A ese respecto, Barboza afirmó que "el imaginario social de los que se quedan (sobre la víctima) es el de una persona exitosa que fue a tener una vida mejor, que tuvo el logro de poder viajar a España y que seguramente tiene una vida maravillosa".

"Significa para esa persona que, de estar en ese imaginario, se derrumba a ser la prostituta que a la vez, fue víctima, fue una tonta que le engañaron, le mintieron, le usaron y le estafaron", puntualizó.

Barboza subrayó que desde la creación en 2012 de la ley contra la trata de personas, en cuya redacción participó, las víctimas que vuelven a Paraguay son reconocidas como tales y el Estado dispone para ellas unos servicios de atención determinados, incluso existe una guía de la Fiscalía sobre el servicio de atención a víctimas.

Sin embargo, aseguró que el país suramericano "no está preparado para atender a las víctimas cuando vuelven. Hay mucho sobre el papel, pero muy pocos servicios".

Una deficiencia que, según ella, en muchos casos genera que muchas víctimas vuelvan a caer en la trata de personas.

"Muchas de ellas deciden volver a migrar y vuelven a caer en procesos de victimización en materia de trata porque es lo que conocen", lamentó Barboza.

APARECEN EN ESTA NOTA