8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 21 de julio de 2016, 01:00

Tras su nominación, Trump apuesta a unir el partido

En la víspera del gran show final de los republicanos en Cleveland (Ohio), Donald Trump se enfocó ayer en la necesidad de unificar un partido fracturado y pasar la página a polémicas que generan distracción.

Proclamado por aclamación el martes como candidato presidencial del Grand Old Party, el magnate de 70 años parece estar poniendo orden en la casa, tras meses de peleas intestinas y un último levantamiento rebelde que estropeó el inicio de la convención republicana.

“Este es el partido de Trump ahora”, dijo a la cadena CBS el miércoles el jefe de la campaña, Paul Manafort.

“La convergencia entre la campaña de Trump y el partido ha sido perfecta”, añadió Manafort, al señalar que los republicanos coinciden en que el empresario neoyorquino es el candidato “más fuerte y con la mejor visión” para pelear por la presidencia.

Fiel a su personalidad de showman, Trump aterrizó en helicóptero en Cleveland y saludó a sus seguidores, estáticos de estrechar la mano con el empresario que promete “devolver la grandeza a EEUU”.

Pero será su discurso de mañana el que debería cerrar con broche de oro los eventos y catapultar su candidatura a los comicios del 8 de noviembre contra la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

Apagando la polémica. La oposición contra la ex secretaria de Estado es el elemento que une a los republicanos: su nombre estará en la boca de los oradores en Cleveland que hablan de Hillary la mentirosa, Hillary la villana, Hillary y sus emails...

El gobernador de New Jersey, Chris Christie, incitó a los delegados a declarar “culpable” a Clinton de supuestos errores diplomáticos estadounidenses en Cuba, Siria, Libia. “Enciérrenla”, gritó la tribuna. Trece meses después de una campaña que vio a Trump derrotar a 16 aspirantes y aplastar a una terca oposición interna, el virulento magnate inmobiliario dijo que era tiempo de “ir hasta el final” y conquistar la Casa Blanca.

En tanto, ayer un grupo de manifestantes marchó en protesta contra las políticas migratorias del candidato republicano, que promete deportar a los 11 millones de indocumentados. AFP