28 de febrero
Martes
Mayormente nublado con tormentas
24°
34°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Viernes
Mayormente nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 15 de febrero de 2017, 01:00

Tras seis meses de permiso, la jueza González renunció

El pleno de la Corte aceptó ayer la renuncia de la jueza Patricia Carolina González Bogado, quien había tenido ya seis meses de permiso, y había pedido otro por el mismo plazo, pero al final, presentó su renuncia.

Al mismo tiempo, los ministros del Máximo Tribunal, nombraron a la magistrada Rosarito Montanía, jueza Penal de Paraguarí, para que interine el Juzgado Penal de Garantías N° 7 de la Capital, hasta nueva disposición de la Corte Suprema de Justicia.

La profesional del derecho fue nombrada como jueza de la Etapa de Ejecución Penal de Asunción, pero desde hace años interinaba el Juzgado de Garantías 7, del suspendido juez Roberto Martínez, que había sido procesado por una supuesta coima.

González había pedido permiso por seis meses el 13 de junio del año pasado debido a que su esposo Roberto Melcha Melgarejo, había sido nombrado como cónsul general en Málaga, España.

La Corte le había concedido el permiso correspondiente hasta inicios de enero del 2017, con lo que varios jueces habían interinado su juzgado.

Sin embargo, en enero, la jueza no retornó a su puesto, y había pedido otro permiso por otros seis meses más.

No obstante, la acordada 904, del 2 de setiembre de 2014, establece que los permisos solicitados, por motivos particulares durante el año, no podrá exceder de 20 días.

Cuando se esperaba que la Corte estudiara su nuevo pedido de permiso, al final, la magistrada González renunció a su cargo.

La Corte había ordenado auditar el juzgado a cargo de la magistrada González, ya que se había descubierto que tuvo cajoneado siete exhortos por un año y medio, entre ellos, del presunto narcotraficante Jarvis Chimenes Pavão. La auditoría descartó la responsabilidad de la jueza González en el hecho.