6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 29 de junio de 2016, 01:00

Tras el roce, prometen pago desde hoy a los campesinos

El ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, prometió que hoy se desembolsará el dinero en concepto de resarcimiento por daños en los cultivos a las primeras organizaciones que acercaron sus datos.

El compromiso se oficializó tras una reunión de urgencia realizada ayer por la tarde en la sede de la cartera estatal, luego de que los labriegos hayan emplazado al Gobierno por 24 horas.

La Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) reclama que a más de dos meses de la firma del acuerdo, aún no se ha concretado ninguno de los puntos, explicó el dirigente Luis Aguayo, de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (Mcnoc). Los puntos principales eran resarcimiento a las familias de pequeños productores por G. 10.000 millones, y la compra o refinanciación de las deudas agrícolas del sector.

El ministro Baruja encabezó el encuentro ayer, e informó al final de la reunión que se estableció un calendario para el pago del resarcimiento a las familias. Entre hoy y mañana, se entregarán el dinero y los insumos a los miembros del Movimiento Agrario Popular (MAP) y del Mcnoc. Al final de la semana, se concretarán los pagos a los agremiados a la Coordinadora Igualdad de oportunidades Paraguay Ñane Mba’e, y la próxima semana, a la Organización Nacional de Cañicultores (ONC), detalló.

Otra reunión. Para el segundo punto cuestionado, que es la operativización de la compra o refinanciamiento de las deudas agrícolas, se fijó otra reunión, el próximo martes, informó el ministro. “Vamos a ver una mejor forma de operativizar el procedimiento de las deudas, hacer algo más operativo, porque hay momentos en los que se genera confusión con la gente afectada. Es necesario elaborar un plan para operativizar, un manual de procedimiento ante esta situación”, manifestó el secretario de Estado.

Aguayo, por su parte, pidió nuevamente celeridad en los procesos, porque la realidad en el campo apremia, dijo.

“Somos los más interesados en solucionar el problema. Queremos que el campesino arregle su situación y pueda acceder a nuevos créditos, y que no sea víctima del desarraigo, porque esa es la cuestión de fondo”, manifestó.

Según el dirigente, cada familia desarraigada del campo le cuesta al Estado USD 90.000 en un año, ya que abandona su producción de alimentos y viene a la ciudad. Luego, señaló otro de los factores que producen el desplazamiento de las familias campesinas, el cual es la ausencia del Estado en el interior, con calles, escuelas, y otras obras de infraestructura.

Aguayo recordó que el 14 de julio habrá una plenaria de la CNI. De no concretarse los pedidos, podrían haber nuevas movilizaciones en Asunción, resaltó.

El lunes se desarrolló una reunión entre los principales dirigentes campesinos y autoridades del MAG, posterior a la cual Aguayo destacó que lamentablemente la lectura que tienen los labriegos es que el estamento público se está burlando de la paciencia campesina.