10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 11 de noviembre de 2016, 00:42

Toshiba logró un beneficio de 581 millones de euros entre abril y septiembre

Tokio, 11 nov (EFE).- El grupo Toshiba obtuvo un beneficio neto de 67.500 millones de yenes (581 millones de euros / 633 millones de dólares) entre abril y septiembre, primera mitad del año fiscal japonés, un 60 por ciento interanual más, por el aumento de sus ventas de discos duros y sistemas de energía nuclear.

La empresa, sumida en un proceso de reestructuración y salpicada desde el año pasado por un escándalo de manipulación multimillonaria de sus cuentas, tuvo un resultado bruto de explotación (EBITDA) de 115.300 millones de yenes (993 millones de euros/ 1.082 millones de dólares), el triple de lo cosechado en el mismo semestre de un año antes.

Entre abril y septiembre, Toshiba registró un beneficio operativo de 96.800 millones de yenes (834 millones de euros/ 909 millones de dólares), en contraste con el déficit de 89.100 millones de yenes (767 millones de euros / 836 millones de dólares) en el que incurrió en este apartado en dicho semestre de 2015.

La facturación por ventas, no obstante, cayó un 4,3 por ciento interanual hasta 2,579 billones de yenes (22.215 millones de euros /24.225 millones de dólares), debido al impacto negativo de la apreciación de la divisa japonesa y la reducción de su sector de ordenadores a raíz de la reforma estructural que atraviesa, explicó Toshiba en un comunicado.

El grupo nipón destacó, no obstante, un aumento de las ventas en sus sectores nuclear y de unidades de discos duros (HDD).

En base a estas cifras, el fabricante tecnológico, de infraestructuras y equipamiento nuclear revisó al alza su previsión de resultados para el ejercicio actual, que en Japón finalizará el 31 de marzo de 2017.

Toshiba espera lograr un beneficio neto de 145.000 millones de yenes (1.248 millones de euros/ 1.360 millones de dólares), una cantidad 1,5 veces superior a la estimada en mayo, cuando presentó sus resultados de 2015, y que contrasta con las pérdidas de 460.000 millones de yenes (3.960 millones de euros/4.317 millones de dólares) que obtuvo en dicho año.

La compañía prevé registrar un EBITDA de 130.000 millones de yenes (1.119 millones de euros / 1.220 millones de dólares) y un beneficio operativo de 180.000 millones de yenes (1.550 millones de euros / 1.689 millones de dólares), en contraste con los saldos negativos que registró en dichos apartados un año antes.

Asimismo, la empresa estima que se embolsará una facturación por ventas por valor de 5,4 billones de yenes (46.537 millones de euros / 50.743 millones de dólares), un 4,7 por ciento menos que en 2015.

La compañía se encuentra sumergida en un profundo proceso de reestructuración a raíz de un grave caso de manipulación sistemática de sus cuentas durante los últimos siete años, que le ha supuesto una multa multimillonaria de las autoridades japonesas y ha motivado procesos judiciales iniciados por accionistas y la propia empresa contra sus antiguos directivos.

Tras publicar hoy sus resultados, los títulos de la empresa se revalorizaron en la Bolas de Tokio hasta subir más de un uno por ciento en el tramo final de negociación.