29 de abril
Sábado
Mayormente nublado
13°
25°
Domingo
Mayormente nublado
15°
25°
Lunes
Muy nublado
17°
26°
Martes
Mayormente nublado
18°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 4 de febrero de 2017, 10:03

"Toro" Acuña, el "abuelo" del fútbol paraguayo, afronta temporada a sus 45 años

Asunción, 4 feb (EFE).- Al borde de los 45 años, con tres mundiales a sus espaldas y una trayectoria por España y Argentina, Roberto "Toro" Acuña se dispone a defender los colores del modesto Rubio Ñu con la experiencia de ser el futbolista con más edad de la liga paraguaya, en la que su equipo arrancará el domingo contra Cerro Porteño.

El central, nacido en Argentina y nacionalizado paraguayo, dijo a Efe que no deja de llamarle la atención que siga jugando mientras que sus compañeros de generación colgaron las botas o se pasaron a la dirección técnica, caso de Francisco Arce, que entrena a la selección nacional.

Aunque la paradoja más curiosa se manifieste ahora, en Rubio Ñu, donde Acuña tiene como "profe" a Carlos Humberto Paredes, con quien compartió muchos encuentros con el uniforme de la Albirroja y a quien se refirió como una "amigo".

"Me siento muy bendecido por el hecho de que con casi 45 años que voy a cumplir en marzo estoy haciendo una pretemporada normal y creo que el domingo jugaré como titular ante Cerro Porteño", comentó Acuña.

La clave de esta carrera de fondo la atribuye al sacrificio físico y al mantenimiento de una mentalidad que le empujan a seguir adelante hasta que las fuerzas lo permitan.

"El cuidado personal fue muy importante para mí desde muy joven, y también el apoyo de la familia y de la gente.Y psicológicamente me siento muy fuerte. Y con la experiencia corro lo justo, no como antes, que corría de más", observó el deportista.

Desgranando su trayectoria, Acuña destaca los tres mundiales con la Albirroja: Francia (1998), Corea del Sur y Japón (2002) y Alemania (2006); aunque le gusta subrayar que entre 2014 y 2015, pasados los 40 años, integró la selección paraguaya de fútbol playa.

Tiene también buenos recuerdos de sus temporadas en el equipo español Real Zaragoza (1997-2002), pese a que una de ellas fue la del descenso.

"Fueron cinco años en Zaragoza, hubo un descenso, cosas del fútbol, pero fueron unos años increíbles, dejé amigos y compañeros con los que sigo en contacto", comentó.

El "Toro" se mostró ilusionado ante su nueva etapa con Rubio Ñu, por el hecho de contribuir a formar un equipo que en este torneo Apertura aspira a algo más que a eludir el descenso.

"Rubio Ñu lleva dos años peleando para no descender, pero este año se han hecho inversiones y queremos ser protagonistas en el campeonato y entrar en un torneo internacional aprovechando que se han ampliado los cupos", dijo Acuña.

El futbolista, conocido por su juego aguerrido y su generosidad a la hora de compartir el balón, saldrá contra Cerro Porteño de doble seis, su posición habitual, y con la idea de plantar cara al Ciclón, uno de los grandes del fútbol guaraní.

Acuña reiteró que le llena de "satisfacción" seguir en el fútbol de elite y en especial el codearse con jugadores mucho más jóvenes y que según él son el futuro del fútbol paraguayo, que acaba de sufrir un revés con la eliminación del Sudamericano Sub 20, celebrado en Ecuador.

"Tenemos que mejorar, hay que hablar con los chicos. Además no tenemos campos suficientes, es un déficit del fútbol paraguayo", dijo Acuña.

Añadió que si bien no descarta pasarse a la labores de dirección técnica, de momento prefiere concentrarse en su actividad en la cancha con Rubio Ñu.

"Voy pasito a pasito, partido a partido, viendo como me voy desempeñando. Me siento muy bien y tengo ganar de acabar el campeonato", dijo el "Toro".