22 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 25 de abril de 2017, 02:00

Toma en San Cristóbal fue igual de violenta

Varios atracos violentos fueron perpetrados por miembros del Primer Comando Capital (PCC) con el grupo del conocido y líder de asaltacajeros, Amado Ramón Benítez. El atraco tipo comando que más cercano está al golpe en Ciudad del Este, es la toma en San Cristóbal, Alto Paraná, en el 2014.

En aquella ocasión una gavilla de 25 asaltantes tomaron de rehenes a policías, les despojaron de dos fusiles, chalecos antibalas, pistolas, dinero y joyas, tras tomar dos comisarías de la zona.

Luego se alzaron con la patrullera y realizaron detonaciones de explosivos que se realizaron en secuencia, de acuerdo a los vecinos.

LOS ATAQUES. Primero se oyó el estampido en el local de Cambios Santa Rita, situado a unos 300 m. al este de la comisaría, luego en el Banco Itaú y poco después en el Banco Regional, ubicado 200 m. al oeste de la sede policial sobre la avenida Pindó. Nuevamente, los marginales tuvieron resistencia en el momento en que colocaron gran cantidad de bombas al local de Banco Regional, cuando un guardia de seguridad fue atacado en el momento en que intentaba verificar lo que ocurría al ver una patrullera acercarse.

Otro caso similar al del atraco en CDE es el que se produjo el 4 de agosto de 2000, donde los delincuentes se llevaron USD 11.132.000 en el momento en que el dinero iba a ser embarcado en un avión en el Silvio Pettirossi. El 31 de julio de 2007, un grupo comando integrado por 5 hombres encapuchados robó alrededor de USD 1 millón de una casa de cambios, en la planta baja del Aeropuerto.

TÚNEL. Asimismo, en julio del 2014 lograron descubrir un túnel que fue preparado para ingresar justamente a la bóveda del local de Prosegur, en Ciudad del Este. Para el trabajo, alquilaron una casa a tres cuadras y aproximadamente el trayecto fue de 350 metros que fue trabajado de manera fina y con todos los recaudos de seguridad.

El costo del trabajo fue millonario y se cree que requirió unos USD 2.000.000. El intento del golpe se atribuyó a los miembros del PCC, según las informaciones de los agentes de la Policía Nacional. Luego se procedió a detener e identificar a los responsables del plan para acceder al lugar donde se hallaba el dinero.

Tanto los locales de Prosegur como sus móviles que transportaron caudales en diferentes puntos del país, fueron atacados en los últimos años por bandas delictivas