16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de mayo de 2017, 03:08

Tokio envía apoyo a un navío estadounidense en plena tensión con Pyongyang

Tokio, 1 may (EFE).- Japón envió hoy a su mayor portahelicópteros para escoltar a un navío estadounidense en la zona oriental del país asiático en plena etapa de tensión entre Washington y Pyongyang.

El destructor Izumo de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) de Japón, que permite el despegue y aterrizaje simultáneo de cinco helicópteros, partió hoy hacia el Pacífico desde la base naval de Yokosuka, al sudoeste de Tokio, informaron fuentes de Defensa citadas por la cadena pública japonesa NHK.

El navío de 19.500 toneladas escoltará a un barco de suministros de EE.UU. hasta la región de Shikoku, en el oeste del país asiático, antes de emprender un viaje de tres meses, en la que supone su primera misión de estas características en más de 70 años.

Izumo apoyará a la embarcación estadounidense, encargada de suministrar combustible y otras ayudas a los navíos del país norteamericano que se encuentra en la zona, incluido el portaaviones de propulsión nuclear Carl Vinson y su flota de ataque.

Washington ha enviado ese grupo de navío a aguas de la península de Corea en respuesta a los persistentes lanzamientos de misiles de Pyongyang y la posibilidad de que realice su sexta prueba nuclear.

El régimen norcoreano disparó su último proyectil -que explotó minutos después del lanzamiento- el pasado sábado, mismo día en el que el portaaviones estadounidense llegó al mar de Japón y realizó maniobras con tropas de Tokio y Seúl.

El envío del portahelicópteros japonés es el primero que el país asiático realiza para prestar apoyo a tropas aliadas desde 1945, al término de la Segunda Guerra Mundial.

La expedición se produce auspiciada por la reinterpretación del artículo 9 de la Constitución nipona acometida por el Gobierno del primer ministro Shinzo Abe para reconocer la "autodefensa colectiva" y la entrada en vigor en 2016 de la reforma militar que amplía las competencias de sus tropas para defender y prestar apoyo logístico.

Hasta entonces, las Fuerzas de Auto Defensa sólo podían usar la fuerza para defenderse, lo que impedía el envío de tropas a combatir fuera de su territorio.