5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 11 de julio de 2016, 01:00

Todos son inocentes

Hoy lunes, a las 13.00, el Tribunal de Sentencia nos comunicará la absolución o condena del juicio contra los 11 campesinos de la masacre de Curuguaty en Marina Cué.

Va a ser un momento difícil que va a marcar un antes y un después en el Paraguay.

Una condena para todos va a confirmarnos un Gobierno duro, favorecedor de los pocos ricos del Paraguay, decidido a castigar en adelante con crueldad a indígenas, campesinos, bañadenses y demás empobrecidos de nuestra sociedad.

Señalará que vamos camino de una dictadura que solo espera la excusa de la repetición del mandato, mediante el cambio en la Constitución, para perpetuarse en el Poder.

Una absolución para todos los campesinos del juicio de Curuguaty en Marina, no podría dar esperanzas de que no todo está perdido y que la cordura política no ha desaparecido del todo en nuestra patria. Sobre este precedente se abre la posibilidad de un diálogo que nos pueda sacar del empantanamiento social, político y económico de nuestra patria.

Queda una sentencia intermedia (condena para tres o cuatro campesinos y absolución de los demás) que ayudará poco en unir voluntades. Nuestro grado de conciencia es lo suficiente alto ya para no aceptar componendas engañosas.

La causa de que ninguna de estas soluciones sea segura es que este juicio es eminentemente político. En el no se dirime la verdad objetiva de una acusación, sino el mantener o no privilegios en favor de unos pocos.

Personalmente después de seguir intensamente cuatro años esta causa judicial estoy plenamente convencido de la inocencia de todos ellos. Convencimiento que crece a medida que constato que significa la actitud predominante de muchísimas.

Invito a todas las personas que piensan así a hacernos presentes en la plaza de la justicia para acompañar al juicio en la sala segunda de los juicios orales o por una gran pantalla de tevé en la plaza.