11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 7 de agosto de 2016, 01:00

“Todo el tiempo comemos transgénicos sin saberlo”

Los alimentos transgénicos van avanzando y los consumimos sin saberlo y sin tener la libertad de elegir si queremos hacerlo, debido a la falta de información.

Este es el principal argumento del proyecto de ley “que establece normas de etiquetado de productos destinados al consumo humano, que sean, contengan o deriven de organismos genéticamente modificados (transgénicos)”. La propuesta está en el Congreso, a la espera del análisis en las comisiones.

Hasta ahora, la comunidad científica no ha consensuado sobre que los alimentos transgénicos sean seguros para el consumo humano, explicó la investigadora Inés Franceschelli, de Base Investigaciones Sociales (Base IS).

Por un lado, se tienen varios estudios independientes de científicos que vinculan el consumo de transgénicos a ciertas enfermedades, especialmente las complejas, que se presentan en el largo plazo, como algunos tipos de cáncer. Así también existen investigaciones que afirman lo contrario, y que garantizan la inocuidad de dichos alimentos, mencionó.

Un detalle importante de esto es que los estudios que resultaron a favor de los transgénicos han sido financiados por las mismas transnacionales que se dedican a la elaboración y distribución de los mismos en el mundo, como la Monsanto, recordó Franceschelli.

En medio de este escenario de incertidumbre, está el consumidor, quien se alimenta de transgénicos sin siquiera saberlo. En Paraguay, se tienen liberados 20 tipos de transgénicos diferentes (eventos), de algodón, soja y maíz. Estos dos últimos son base de varios alimentos al ser industrializados en harina o aceite.

Por esa razón, se impulsa el proyecto de ley de etiquetado, que permitirá que los consumidores puedan decidir de manera informada.

“Todo el tiempo comemos transgénicos sin saberlo. Nadie informa a la población de esto”, indicó Franceschelli.

De hecho, la Ley 1334/98, “De Defensa del Consumidor y del Usuario”, habla en su artículo 6 acerca de que debe haber una “adecuada educación y divulgación sobre las características de los productos y servicios ofertados en el mercado, asegurando a los consumidores la libertad de decidir”.

Otros países ya han adoptado leyes similares. La Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, China, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Noruega, Suiza, Arabia Saudita, Brasil, Bolivia, Uruguay y Ecuador son algunas de las regiones y países que han dictado leyes de etiquetado de transgénicos.