7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
martes 19 de julio de 2016, 11:02

Todavía se pueden reducir penas más elevadas del caso Curuguaty

A pesar de la condena que resolvió el Tribunal de Sentencia para los campesinos presos por el caso Curuguaty, todavía se puede conseguir la libertad de las mujeres y pelear por la reducción de las penas más elevadas, según el abogado Rodolfo Assereto.

Para Assereto, la única forma de revertir toda acusación era con elementos serios y convincentes y que, como ya se veía venir la condena, se hubiera buscado que Rubén Villalba, Luis Olmedo y Néstor Castro no recibieran una pena tan elevada.

Cuestionó el trabajo de la defensa, que en su momento pidió que el abogado se aparte del caso. Si aún hubiera estado en el equipo, asegura que hubiera pedido la absolución de algunos campesinos antes del juicio oral, atendiendo a que las pruebas eran débiles.

En este sentido, sospecha que los acusados habrían pedido a sus abogados que plantearan la libertad de todos, como lealtad hacia sus compañeros, cuya condena por homicidio ya estaba cantada, de acuerdo a los argumentos de la Fiscalía, sostiene el abogado.

Criticó que los defensores no obtuvieron la anulación de varias cosas en el proceso, mientras que la acusación seguía avanzando. Además, no pidieron la declaración del ex ministro del Interior, Carlos Filizzola, y del presidente de entonces, Fernando Lugo, sobre el procedimiento fiscal policial que se realizó el día de la masacre.

Además, cuando la Fiscalía presentó fotografías discutibles a su favor, la defensa refutó políticamente y no jurídicamente.

Para el abogado, pudo haber errores tanto en la defensa como en el Tribunal de Sentencia, con una pequeña exageración de las condenas. Pero sostiene que la Cámara de Apelaciones aún puede rebajar a 20 años la pena de Rubén Villalba, quien enfrenta una condena de 30 años de prisión más otros 5 como medida de seguridad.

"No tuvieron la estrategia suficiente para darle un tratamiento especial al caso de Rubén Villalba, porque era el más atacado", señaló en comunicación con Monumental AM 1080.

Con relación a Lucía Agüero, María Fani Olmedo y Dolores López Peralta, quienes recibieron penas de 6 años por los delitos de homicidio doloso agravado tentado, asociación criminal e invasión de inmueble en calidad de cómplice, dijo que se debe pedir su libertad.

"Toda esa gente que tienen prisión domiciliaria o condena baja tendrían que ser los primeros en salir ya y centrar la defensa en aquellos que tienen 15, 20 y 35 años", explicó.

En tanto que también es una posibilidad pedir la nulidad del juicio, la revisión general del proceso, por lo menos para las condenas altas,

Sobre la fiscala Liliana Alcaraz, cuestionada por las acusaciones que presentó en el juicio oral, dijo que no cree en su maldad, "de pedir una pena por pedir nomás o para congraciarse con alguien".

Aclaró que en esta etapa aún pueden cambiar de abogado. En caso de que le pidieran a Assereto, refirió que tendría pensarlo y poner algunas condiciones porque, "no quiere cargar con el muerto a esta altura del campeonato"

Este lunes se leyó la sentencia completa del Tribunal, que admitió los argumentos de la Fiscalía para resolver las condenas.

Los que ya recuperaron su libertad son Felipe Benítez Balmori, Juan Carlos Tillería, Alcides Ramón Ramírez y Adalberto Castro Benítez, quienes cumplieron la pena de 4 años durante el proceso.

APARECEN EN ESTA NOTA