17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 25 de julio de 2017, 01:00

Titular de la Corte se molestó por críticas del fiscal general

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis María Benítez Riera, no escondió su molestia al ser consultado ayer sobre las declaraciones del fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, quien responsabilizó al Poder Judicial de trabar los diferentes procesos, sobre todo los que tienen que ver con hechos de corrupción, gracias a acciones de inconstitucionalidad, inhibiciones, incidentes, etc.

“No tengo comentario que decir, pregúntele al fiscal general. Tenemos excelente relacionamiento y hablamos constantemente. Tenemos una Dirección de Auditoría de ambos entes que trabajan bien y fuertemente”, alegó.

Sobre las trabas de parte de los estamentos de la Justicia que mencionó el fiscal general a los procesos, Benítez Riera respondió algo molesto “eso lo dice él, sin comentarios”, remarcó.

La postura del fiscal general se dio luego de que el encargado de negocios de la Embajada de los EEUU, Hugo Rodríguez, declarara a ÚH que “si la Fiscalía y la Corte podrían trabajar juntos para dar seguimiento a las denuncias y pruebas de corrupción, el establecer una tradición de condenas podría ayudar a cambiar la práctica del oparei”.

El titular del Ministerio Público deslindó responsabilidad y acusó al Poder Judicial de ser la principal institución en parar los procesos.

Díaz Verón manifestó que la institución a su cargo tiene un trabajo eficiente, pero no puede decir lo mismo del trabajo del Poder Judicial o la Corte.

“Hay cuestiones paradas por chicanerías de los propios defensores y otras por razones que tienen que ver con el manejo del Poder Judicial. Hay abogados que abusan del derecho”, agregó Díaz Verón.

Hace unos meses, el fiscal general expresó su preocupación por la morosidad en los diversos procesos judiciales, por lo que solicitó a la Corte destrabar varias causas por corrupción.