23 de marzo
Jueves
Mayormente nublado
21°
33°
Viernes
Parcialmente nublado
22°
32°
Sábado
Muy nublado
22°
32°
Domingo
Tormentas
22°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 19 de marzo de 2017, 01:00

Titular de Essap se queja y reclama aumento de tarifa

El presidente de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Osmar Ludovico Sarubbi, habló sobre la necesidad de realizar un ajuste tarifario para hacer frente a las inversiones en infraestructura que necesita el sector. Aclaró, sin embargo, que no está en sus manos aumentar la tarifa por consumo de agua.

“Hay que hablar del reajuste tarifario sin miedos porque hace 15 años se tenía que haber dado el reajuste, pero en todos los gobiernos se evita y no se quiere hablar de eso porque espanta los votos”, reclamó Sarubbi.

Explicó que antes de hablar de una suba de tarifa, la Essap desde hace tres años realiza campañas informativas sobre el costo que tiene el servicio de agua potable por litro. Detalló que actualmente los usuarios están abonando G. 1.600 por 1.000 litros de agua consumida, lo que calificó de vergonzoso en comparación a lo que se paga por otros servicios, como la telefonía celular y los de TV cable.

Comentó que realizaron un análisis financiero sobre la necesidad de realizar el ajuste tarifario del agua potable y lo entregaron al Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Erssan), que es el ente regulador para analizar y autorizar el reajuste en las tarifas y quien tiene la lapicera para poder realizar el reajuste”, enfatizó Sarubbi.

“Yo no tengo autorización para alzar la tarifa, pero ojalá el Gobierno me dé esa autorización. No puede ser posible que estemos pagando una suma tan irrisoria por un servicio y después sin saber cuánto estamos pagando salimos a protestar por un reajuste de 50 o 100 guaraníes”, reiteró.

Recaudación. La Essap recauda alrededor de 70 millones de dólares anuales por la provisión de agua potable. De lo recaudado apenas el 40% se destina a gastos fijos, y el 60% se destina a obras y mejoras, pero no es suficiente, lamentó Sarubbi. “Hay inversión muy cara en el servicio y si se carga toda la deuda de la Essap, la empresa tiene un desequilibrio económico”, explicó.

Advirtió que si no se hace un reajuste en la tarifa “se va a matar a la empresa”. Asimismo, increpó a la ciudadanía por no salir a protestar por el aumento de las tarifas de telefonía celular e internet, pero sí cuando se trata de servicios básicos como el agua, que tiene que ver con una cuestión de salud.

Refirió que solo para el mantenimiento se necesitan alrededor de USD 160 millones a ser utilizados para la reposición de cañerías, la reposición de válvulas, la conservación de los centros de distribución y la construcción de otros para aumentar la potencia.

El titular de la Essap se olvidó de mencionar el enorme caudal de agua que se desperdicia por las pérdidas y cañerías rotas.