8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 11 de agosto de 2016, 01:00

Tipifican el feminicidio con la aprobación del proyecto en Diputados

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en la víspera, con modificaciones, el proyecto de ley “De protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia”, y con el mismo se logra la tipificación del feminicidio en el Código Penal y se lo equipara con el homicidio doloso agravado. De esta manera, aquellos que cometan dicho delito tendrán una pena mínima de 10 años de cárcel.

Una de las proyectistas, Rocío Casco, señaló que no está de acuerdo con esta disposición, porque lo que se pretende es que el feminicidio tenga sus propias penas, por lo que adelantó que con la organización Por Ellas realizarán el lobby correspondiente para que en el Senado introduzcan la modificación.

Fue el único punto más discutido del proyecto, debido a que se logró un consenso entre las bancadas antes de su tratamiento.

Casco manifestó que el reconocimiento a la violencia feminicida es un avance importante en el derecho de las mujeres.

Expresó igualmente que la aprobación de esta normativa permitirá al Estado paraguayo implementar políticas públicas para la protección integral de las mujeres. Señaló que es integral porque se entiende que la violencia trasciende el ámbito familiar y puede darse en la calle, en el trabajo, en el ambiente académico o cualquier otro espacio.

En cuanto a la preocupación que existía, de que el proyecto dejaba posibilidades de debatir sobre el aborto, en el documento se deja en claro que “queda prohibida la interrupción del embarazo, salvo las excepciones previstas en el Código Penal”.

Varios legisladores hicieron uso de palabra a favor de la normativa, entre ellos el liberal Víctor Ríos, quien remarcó la importancia del proyecto y sostuvo que el problema del feminicidio no tiene origen en una cuestión biológica, sino en los ámbitos culturales, sociales y hasta políticos.

La iniciativa fue aprobada después de dos años y medio de su presentación y tras una intensa campaña que se realizó a nivel nacional.