2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 27 de noviembre de 2016, 01:00

Tildan de “populista” incremento del sueldo mínimo desde el presente mes

El Consejo Nacional de Salarios Mínimos (Conasam) aconsejó al Poder Ejecutivo reajustar el salario mínimo vigente a G. 1.954.507 desde este mes, pero inclusive el ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, dijo esta semana que lo ideal sería redondear la suba hasta en G. 2.000.000

Está previsto que mañana el presidente de la República, Horacio Cartes, promulgue la modificación de la Ley 213 del Código del Trabajo, que impone revisiones anuales sobre el salario básico legal.

impacto. Para el economista Aníbal Insfrán esta nueva metodología de ajuste que propone la normativa podría generar una inercia inflacionaria peligrosa. Este incremento en la inflación no se vería de forma inmediata, pero sí en los meses siguientes.

“Así como los salarios son componentes importantes de los costos, todos los precios se van a querer compensar por el incremento de estos costos. El control se vuelve más difícil en estas circunstancias independientemente de si consideramos que la suba es justa o no”, manifestó.

A su criterio, la propuesta del viceministro del Trabajo, César Segovia, de que el reajuste empiece a aplicarse desde este mes de noviembre es totalmente populista.

“Es una muestra de imprevisibilidad jurídica, entonces, se falta a la estabilidad en las reglas de juego. Son medidas populistas que tendrán su nivel de impacto”, consideró.

Sobre las críticas de que los ajustes salariales se estaban prolongando por casi tres años, pues el nivel de inflación tarda ese tiempo en alcanzar el 10% como dice la ley vigente, consideró que es una muestra de que el costo de vida se mantuvo estable.

mito. Por su parte, la economista Verónica Serafini consideró que el aumento de la inflación es más un mito que una realidad.

“El aumento solo equipara el poder adquisitivo del salario, no es un aumento real de salario, por lo que para quienes lo reciben solo será para mantener su nivel de consumo”, aseveró.

Al ser consultada sobre el reajuste ya desde noviembre respondió: “Sí, creo que este aumento se da en un contexto de fuerte caída de popularidad del Gobierno y una alta percepción ciudadana de que solo se beneficia a los ricos”.

Lamentó que se estén dando respuestas improvisadas y apelando a decretos que surgen porque no se es capaz de consensuar políticas públicas que beneficien a todos a mediano y largo plazo.

“No contamos con una política laboral que incluya una política salarial sustentada en una negociación tripartita y no ligada solamente a la inflación, sino también a otros factores como el crecimiento y la productividad”, mencionó.

Para lograrlo, también dijo que los sindicatos de trabajadores deben pensar en propuestas que vayan más allá de la defensa de su rentabilidad, conscientes de que el trabajo de calidad es la mejor apuesta para el desarrollo del país.

“Necesitamos construir con madurez propuestas donde todos ganen, trabajadores, empresarios y consumidores”.