24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 8 de febrero de 2017, 01:00

¿Tiene historia la tierra?

Hoy en radio Fe y Alegría 1300 AM, a la 11.30, tendremos un programa dentro de la campaña de concienciación nacional, sobre la tierra en una entrevista con Inés Franquestelli de BASE-IS.

La tierra es sumamente importante por ser uno de los tres elementos necesarios en la casa común de la hermana naturaleza, juntamente con el agua y el aire.

Y en el Paraguay la tierra es desde tiempos ancestrales la fuente de vida y de poder.

Por eso la historia de esta tierra que poseemos es esencial para nosotros. Más aún, en ella reside, en su posesión y uso, una de las mayores fuerzas para el nuevo Paraguay que siempre soñamos.

Tierra de la colonia paulatinamente arrebatada a los indígenas. Tierra en manos del estado con Gaspar Rodríguez de Francia y los López, fuente de riqueza que contribuyó a que marcháramos entonces en la vanguardia de los países de América del Sur.

Pero tierra mal vendida con la derrota por la Triple Alianza y que quedó en posesión de las grandes compañías extranjeras que la esquilmaron y abandonaron luego cuando pensaron que ya no le sacaban más provecho.

Este va a ser el tema de hoy con Inés Franquestelli.

Historia de la tierra en manos de indígenas y campesinos que al venderse los vendieron como parte de ella a los extranjeros.

Una historia de la tierra que cada vez se concentra más en grandes latifundios y que cada vez deja más fuera de ella a indígenas y campesinos.

Todo esto es muy grave en palabras de Luis Rojas en su libro La metamorfosis del Paraguay: “La lucha por la tierra está más vigente que nunca en el Paraguay, dado que este factor estratégico para la vida es demandado tanto por la población indígena y campesina como por los especuladores inmobiliarios, los productores mecanizados, los ganaderos…”.