16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 10 de abril de 2017, 01:00

Tiempo de arreglar la casa

Comienza la Semana Santa y es tiempo de arreglar la casa.

Cada tiempo lo hizo a su manera. Para nuestros abuelos esto se expresaba en estar llenos del sentimiento de pena por los sufrimientos de Jesús. No se hablaba alto, se vivía austeramente, se asistía religiosamente a las celebraciones religiosas. Eran tiempos duros y se comprendía bien esta identificación con el acontecimiento de la Pasión.

En el año 2017 del siglo XXI el horizonte humano es diverso. Vivimos confusos. No entendemos el presente y tememos que no haya futuro. La pobreza extiende su sombra ya sobre la mitad de los paraguayos y paraguayas. Mientras a nuestro lado otros brillan y ganan como nunca y toda la nación parece que les pertenece a ellos.

Momento difícil de hundimiento colectivo en beneficio de unos pocos y sus servidores de diversos grados.

En la Semana Santa de este año nos urge hacer una pasada para poner en orden nuestra deteriorada casa.

Primero la familiar (en las diversas expresiones de familia que ahora tenemos). Si el núcleo familiar ya no marcha, vamos a ser débiles para mejorar la vida.

En segundo lugar, la colectiva, nacional, social, económica y política. La mitad del Paraguay, repetimos, se está hundiendo en beneficio de la otra parte. Los sociólogos llaman a esta situación “bomba de tiempo que puede estallar”. Y es necesario desactivarla partiendo de la equidad.

Lastimosamente, muchos ya han tirado la toalla y se declaran vencidos. Otros desde el poder se aprovechan de esta situación y, mediante las elecciones, pretenden reproducirla por otros cinco años para provecho propio.

Pero también crece el número de personas y organizaciones que, conscientes del momento, estamos luchando por un nuevo Paraguay. El mejor uso de esta Semana Santa sería trabajar esta causa (para los cristianos la causa de Jesús) en reuniones, debates y seminarios.

Comienza la Semana Santa. Hago un llamado para aprovecharla.