6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 1 de septiembre de 2016, 02:00

Terroristas del EPP probaron fusiles que robaron a militares tras matarlos

En una zona cercana al sitio del atentado donde fueron ejecutados ocho hombres de la FTC, vecinos escucharon disparos de armas de fuego que serían los fusiles M4 que los terroristas están probando.

Por Fernando Boccia

CONCEPCIÓN

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) reforzó los controles y la presencia en los siete núcleos del asentamiento Arroyito, donde el sábado pasado 8 militares murieron en un atentado del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Según indicaron ayer policías locales, en la zona entre el Núcleo 3 y el Núcleo 6, a pocos kilómetros de donde ocurrió el ataque, se escucharon tiros de armas de fuego. Un helicóptero de la FTC realizó un sobrevuelo, pero sin que se detecten movimientos extraños en el área.

En ese sentido, agentes policiales no descartaron que los disparos hayan realizado los miembros del grupo armado para probar los cinco fusiles M4 que robaron de los militares ejecutados el sábado pasado en Núcleo 6.

Hasta ahora, el único detenido tras el ataque es Juan Pereira Ríos, un supuesto integrante de la red de apoyo logístico del EPP y un ex miembro del Partido Patria Libre, según informaron los investigadores del caso. El mismo fue imputado ayer por producción de riesgos comunes. En su vivienda, los agentes encontraron panfletos de la citada agrupación política –en la cual se originó el grupo armado–, anotaciones de reuniones con Osmar Martínez, condenado por el secuestro de Cecilia Cubas y muerto en la cárcel el año pasado, y un revólver calibre 38.

Si bien desde el Ministerio del Interior y algunos miembros de la FTC informaron que el camión atacado el sábado pasado estaba haciendo una patrulla de rutina en la zona, familiares del subteniente Félix Fernando Fernández, jefe del equipo atacado, revelaron que los militares salieron del subárea de pacificación N° 2 de Arroyito para llevar una rueda descompuesta de una patrulla de la base a una gomería de Concepción. En el camino fueron atacados.

Otros uniformados de la base de Arroyito recordaron que, poco antes de la emboscada, pobladores de la zona aledaña al campamento militar hicieron explotar petardos 3x3 y 12x1. Para los militares, presumiblemente de esta forma vecinos alertaron al EPP que el objetivo del ataque se dirigía al lugar donde el grupo criminal tenía colocado un artefacto explosivo.

Según el ministro del Interior, Francisco De Vargas, uno de los principales sospechosos es Rubén Loro López, quien presuntamente se unió al EPP tras escapar de la cárcel de Concepción el 3 de noviembre del 2013. Su ex vivienda, que fue quemada en julio de este año por desconocidos, está ubicada cerca del lugar de la emboscada a los militares, precisaron policías de la zona.

De igual manera, otros sospechosos del caso son los hermanos Luciano y Benicio Argüello, también oriundos de Arroyito. La vivienda de ambos fue allanada el lunes pasado y en el lugar agentes antisecuestros encontraron un cable cordón conductor, similar al utilizado para hacer detonar la bomba utilizada en el ataque al camión militar.

El sábado último, alrededor de las 9.00 de la mañana, un artefacto explosivo detonó al paso de un camión militar en el que viajaban ocho uniformados, a unos 3 kilómetros de la base de donde habían partido, y fueron acribillados.