28 de septiembre
Miércoles
Calor
17°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
18°
35°
Viernes
Mayormente nublado
17°
31°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 5 de septiembre de 2016, 01:00

Tensión en práctica de Brasil

Un grupo de aficionados invadieron ayer el campo mientras la selección de fútbol de Brasil realizaba su primer entrenamiento en Manaos de cara al partido que mañana disputará contra Colombia por la octava fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

Poco antes de que concluyera la sesión de entrenamiento, decenas de personas consiguieron burlar la seguridad del estadio Arena da Amazonia y uno de ellos llegó incluso a derribar a Neymar en su afán por acercarse al astro de la Canarinha.

Fernandinho, centrocampista del Guangzhou Evergrande chino, que intentó poner orden durante el incidente, restó importancia a lo acontecido en la rueda de prensa posterior al entrenamiento.

“Es por el cariño que existe por parte de los aficionados hacia nosotros, los jugadores. Solo les pedí que tuvieran calma para que no pasara nada”, señaló el jugador.

Cerca de quince mil personas pudieron presenciar el entrenamiento a cambio de una donación de un kilo de alimentos para instituciones de caridad.

La iniciativa formaba parte del acuerdo entre la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y la Justicia, después de que Fiscalía solicitara la cancelación del partido en la ciudad por los precios de las entradas, considerados “abusivos”.

Antes de que los aficionados pudieran acceder al estadio, el seleccionador Tite trabajó durante una hora con los jugadores que fueron reservas durante la victoria del pasado jueves ante Ecuador, por 0-3.

Con doce puntos en su casillero, la selección brasileña es quinta en la clasificación.