28 de junio
Miércoles
Muy nublado
17°
29°
Jueves
Mayormente nublado
17°
26°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
14°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 10 de junio de 2017, 01:00

Temer salva su mandato ante la Corte Electoral de Brasil

REUTERS, EFE y AFP

BRASILIA - BRASIL

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil desechó ayer acusaciones contra el presidente Michel Temer de haber recibido financiamiento ilegal en la campaña de 2014, una victoria para el asediado mandatario, quien aún debe enfrentar una investigación por corrupción.

El TSE decidió desestimar la causa contra la fórmula presidencial Dilma Rousseff-Temer con una votación de 4-3.

Pese a esta victoria, Temer enfrentaría cargos de obstrucción a la Justicia y de corrupción por acusaciones de que aprobó el soborno de un potencial testigo en la pesquisa por corrupción Lavado de Autos. El mes pasado, el Supremo Tribunal Federal autorizó una investigación al mandatario. Temer, un tercio de su Gabinete y decenas de legisladores son investigados por corrupción, lo que pone en riesgo la aprobación en el Congreso de medidas de austeridad que quiere el Gobierno. Se considera que esas medidas son claves para recuperar la confianza de los inversores en Brasil.

rechaza contestar. Temer rehusó ayer responder a un interrogatorio escrito enviado por la policía y pidió archivar la investigación que le abrió el Supremo Tribunal Federal (STF) por corrupción, según un documento divulgado por sus abogados. “El presidente y ciudadano Michel Temer es blanco de una serie de abusos y agresiones a sus derechos individuales y a su condición de mandatario de la Nación”, dice el documento, al enumerar las razones que lo llevaron a no responder al cuestionario que contenía 82 preguntas.

El presidente se encuentra en el ojo del huracán desde que hace casi un mes salió a la luz una grabación hecha por uno de los dueños del gigante de la alimentación JBS, Joesley Batista, en la que Temer parece dar aval para la compra del silencio de un ex diputado preso. La filtración de esa conversación desató un terremoto político que tiene a su Gobierno contra las cuerdas, al tiempo que la Fiscalía le acusaba de corrupción, organización criminal y obstrucción a la justicia, basándose en las delaciones premiadas de ejecutivos del gigante cárnico.

Según los letrados del presidente, ese interrogatorio solo pretendía acentuar la presión sobre Temer, en momentos en que el Tribunal Superior Electoral (TSE) decide si anula su mandato.