25 de julio
Martes
Mayormente despejado
17°
33°
Miércoles
Despejado
16°
32°
Jueves
Despejado
16°
31°
Viernes
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 13 de febrero de 2017, 10:59

Temer reitera que si un ministro es acusado de corrupción será destituido

Brasilia, 13 feb (EFE).- El presidente brasileño, Michel Temer, reiteró hoy que su Gobierno no interferirá en las investigaciones sobre la red de corrupción que operó en la petrolera estatal Petrobras y dijo que todo ministro implicado en ese asunto será "separado" del cargo.

"Por enésima vez, quiero decir que el Gobierno jamás interferirá en esa materia" y que si la Justicia iniciara una investigación en contra de un ministro, este será "separado del cargo" y, si hubiera luego un proceso penal, entonces será "destituido definitivamente", afirmó el jefe de Estado.

Temer se refirió al asunto durante un pronunciamiento ante los periodistas, realizado en momentos en que su Gobierno se encuentra a la espera de una decisión del Supremo sobre el nombramiento de un ministro sospechoso de haberse beneficiado de las corruptelas en la empresa estatal.

La designación de Wellington Moreira Franco como ministro de la Secretaría General de la Presidencia fue anunciada hace diez días, pero contestada en la Justicia por abogados que esgrimieron unas informaciones de la prensa local que lo salpican con la corrupción petrolera.

Según esas informaciones, Moreira Franco ha sido implicado en ese asunto en testimonios dados por exdirectivos del grupo Odebrecth que pactaron colaborar con la Justicia en las investigaciones de la red de corrupción.

Sin embargo, esos testimonios aún están protegidos por estricto secreto judicial, por lo que su verdadero contenido se desconoce en forma oficial.

La semana pasada, algunos tribunales aceptaron demandas contra el nombramiento de Moreira Franco, que fueron luego anuladas mediante apelaciones presentadas por el Gobierno, hasta que el caso llegó a manos del magistrado Celso de Mello, de la Corte Suprema, que tendrá la última palabra sobre el asunto.

Los demandantes contra el nombramiento de Moreira Franco alegaron que el estatus de ministro le dará también la condición de aforado, según la cual solo podría ser investigado y juzgado por el Supremo, que en Brasil es mucho más lento y burocrático que la justicia ordinaria.

En su pronunciamiento, Temer negó hoy que pretenda "blindar a alguien" y subrayó que "no se puede aceptar que una simple mención lleve a incriminar definitivamente a una persona o a que sea separada de un cargo", en lo que pareció ser una clara alusión a la situación de Moreira Franco, a quien no nombró en sus palabras.

Según la prensa local, los testimonios dados por los exdirectivos de Odebrecth implicarían a decenas de políticos de varios partidos, y también pudieran salpicar al propio Temer, quien habría recibido dinero de esa empresa para campañas sin haberlo declarado ante las autoridades electorales, como impone la ley.