19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 27 de mayo de 2017, 01:00

Temer intenta capear la crisis política

La crisis brasileña tomaba un respiro ayer antes de las batallas decisivas que en las próximas semanas podrían decidir el destino del presidente Michel Temer, acorralado por denuncias de corrupción.

El mandatario busca dar una idea de normalidad en medio de la tormenta y el jueves destacó el avance de los trabajos legislativos, en espera de los debates sobre las polémicas reformas del sistema de jubilaciones y de la legislación laboral, reclamadas por el mercado. “Brasil no paró ni va a parar. Continuamos avanzando y votando cuestiones importantísimas en el Congreso Nacional”, dijo el mandatario en un video colgado en sus redes sociales, en su tercera aparición desde el inicio de la crisis.

Visiblemente tenso, Temer enfatizó en ese breve video que la Cámara de Diputados aprobó 7 medidas provisorias y se congratuló por esa expresión de compromiso en superar la crisis que estalló el día 17, con la revelación de una grabación en la que el mandatario parece dar aval a la compra de silencio de un ex diputado preso. Temer se abstuvo de hacer cualquier referencia directa al contexto de agitación política y social que rodeó esos debates, dentro y fuera del recinto legislativo.

Decenas de miles de personas convocadas por los sindicatos y partidos de izquierda exigieron el miércoles en Brasilia la salida de Temer y el retiro de sus medidas de austeridad. Grupos de jóvenes provocaron destrozos en varios ministerios, dando lugar a una virulenta intervención policial. De la cuarentena de heridos en la manifestación, al menos uno fue de bala.

Temer ordenó el despliegue de tropas, pero ayer ordenó retirarlas, ante la andanada de críticas que recibió. La ONU criticó la virulencia de la represión e instó al Estado a promover el diálogo para proteger el derecho de manifestarse pacíficamente. AFP