4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 12 de agosto de 2016, 02:00

Taxistas versus entrenadores de Pokémon: Piden respetar paradas

Los taxistas de la parada Nº 67 de Asunción no entendían por qué al volver de un servicio a su base de operaciones, encontraban en el sitio vehículos en stop hasta que descubrieron que la parroquia San Vicente, en Juan Zorrilla De San Martín y Padre Casanello, es un gimnasio Pokémon, el edificio virtual en donde combaten los “monstruos de bolsillo”.

Los trabajadores señalaron que a los jugadores de Pokémon Go les cuesta entender que no pueden estacionarse en su parada porque obstruyen su labor.

“No respetan la franja amarilla”, comenta el taxista Sergio Vera asegurando estar cansado de tener que explicar siempre a los jóvenes que están jugando en una parada, pero de taxi.

Si bien aún no se registraron incidentes, para los taxistas lo que sucede es algo nunca antes visto. Los vehículos amarillos llegan, bocinan y nadie se mueve porque los “entrenadores” están haciendo pelear a su monstruo virtual para hacerlo más fuerte.

“Entonces nos bajamos, les golpeamos la ventanilla pero están muy pendientes de su celular. Algunos se molestan, ellos son los que más se molestan con nuestro reclamo”, indicó Vera.

La parada 67 está instalada sobre las dos calles principales de la parroquia San Vicente, el sitio de batalla virtual elegido por los entrenadores.

Los comerciantes, vecinos y feligreses de la zona dicen que ya se están acostumbrando a tener las visitas nocturnas pues el horario elegido para salir a atrapar a pokémones es entre las 19.00 y las 00.00, según los afectados.

El taxista Luis Campuzano dijo que hasta ahora no tuvo problemas con ningún jugador pero aseguró que no está ajeno a lo que sucede pues ve a los adolescentes y jóvenes mirando solo sus celulares mientas caminan.